Compartilo:

La mujer que había desaparecido en el Hospital San Martín de La Plata fue encontrada horas después en la casa de un familiar en Capital Federal. Su marido había denunciado que ella lo había llamado diciendo que la habían secuestrado, versión que ella sigue sosteniendo. El fiscal que investiga la causa evaluará el estado psíquico de Sandra y puso en duda que esté “ubicada en tiempo y espacio”. Se confirmó que la mujer no estaba embarazada.

El fiscal Marcelo Romero ordenó un reconocimiento psiquiátrico para saber si Sandra Sepúlveda “está en sus cabales”. El funcionario judicial decidió suspender su declaración porque la mujer decía “incoherencias y versiones inverosímiles que dio Sandra Sepúlveda”.

“Ella considera que ya no está embarazada”, aseguró Romero a A24 y agregó: “Dice que no se fue, que la secuestraron. Que entró a un baño, que una señora con un ambo, vestida de médico o enfermera, le tocó la espalda y que perdió el conocimiento. Que apareció en un auto, que alcanzó a llamar al marido y aparece en Plaza Constitución. A partir de ahí, son todas incoherencias”.

Horas después se confirmó que Sandra no está embarazada. En el Hospital San Martín nunca fue atendida y la médica de la salita de Berisso contó que la mujer decía estar encinta pero que nunca pudo revisarla y tampoco se hizo los estudios correspondientes.

“Le preguntamos por qué no llamó a su esposo o a la policía y no supo qué contestar. Se le advirtió que no estábamos jugando, que estábamos tratando de ayudarla pero siguió diciendo incoherencias a punto tal que llegó a irritarnos porque parecía que nos estaba tomando por tontos”, continuó Romero y agregó: “A lo mejor no está ubicada en tiempo y espacio por el trauma que ha sufrido”.

Otra hipótesis en la que trabajan los investigadores es que en realidad la pareja montó está mentira para posteriormente hacer un reclamo económico al hospital.

“Ya no tengo más a mí bebé”, aseguró Sepúlveda a los investigadores. “Le preguntamos si tenía algún tipo de herida, dijo que no. Simplemente que había tenido pérdidas. Ya tiene dos hijos, tiene 40 años, así que es una señora que sabe que esto es inverosímil”, remarcó Romero.

Sobre el llamado que efectivamente le hizo a su marido, Mauricio Martínez, la mujer aseveró que lo hizo “a escondidas” desde el auto en el que, según su versión, había sido raptada.

La madre de Mauricio Paz Martínez, el marido de Sandra, aseguró que su nuera “no está embarazada” y dijo que “programó todo, llegado el momento diría que lo robaron ” para hacerle creer a su hijo que iban a tener un bebé juntos.

“Siempre la vi igual, porque es gordita. No le vi panza de embarazada. Ella no está en sus cabales”, remarcó Cristina y agregó: “Su hija no le cree. Como ella tiene 18 años va a pedir la custodia de su hermana porque ella no está bien”.