Compartilo:

Carlos Goncharuk dejó ciega a su mujer producto de los golpes.

El juez de Ejecución Penal de La Plata José Villafañe dispuso que un hombre siga preso, a pesar de haber cumplido la condena de 8 años de cárcel por dejar ciega a su esposa producto de los golpes recibidos, debido a que el agresor no realizó un tratamiento sobre la temática de violencia de género que le había impuesto la Justicia.

Carlos Goncharuk deberá continuar en prisión pese a que el miércoles próximo tendrá cumplida la pena impuesta en el juicio oral por el delito de “lesiones gravísimas” en perjuicio de su ex mujer, Susana Gómez, quien quedó ciega por esos ataques en el rostro, informaron hoy fuentes judiciales.

Villafañe hizo lugar a un planteo de la fiscal de Ejecución Laura Lasarte después de analizar los informes sobre la salud mental de Goncharuk, su negativa a someterse a tratamientos vinculados con la temática de violencia de género y los episodios de violencia que protagonizó en las distintas cárceles en las que estuvo.

Por ello, dispuso en la resolución que se dicte una orden de internación compulsiva “para que reciba tratamiento específico, como medida de seguridad en resguardo de la víctima, familiares y el resto de la sociedad”.

De acuerdo a los peritos judiciales, Goncharuk “no evidencia mecanismos revisores de su accionar e intenta responsabilizar a terceros de los hechos por los cuales está privado de su libertad”.

“Aún se sostienen sentimientos de ira y enojo por la situación de encierro”, indicaron los peritos, que advirtieron que presenta “agresividad contenida e intenta intimidar al entrevistador”.

Fuente: Telam.com.ar