Jorge Murúa, kinesiólogo deportivo de Gimnasia y Esgrima La Plata, es propietario de un centro de rehabilitación y -al igual que todos los profesionales de este rubro- no pueden realizar la actividad desde el comienzo de la cuarentena