Compartilo:

Proyectiles fueron disparados contra la base aérea al Asad en Irak, que alberga a las fuerzas de Estados Unidos, dijo el martes un funcionario estadounidense a Reuters, bajo condición de anonimato.

La Casa Blanca dijo que estaba al tanto de los reportes de ataques con cohetes y que se había informado al presidente Donald Trump.

El funcionario dijo que no había información inmediata sobre daños o víctimas del ataque, que ocurre en momentos en que la tensión entre Washington e Irán ha aumentado tras un ataque de aviones no tripulados de Estados Unidos en el que murió el viernes el comandante militar iraní Qassem Soleimani.

 

Fuente: Reuters