El Presidente del Instituto de Obra Médico Asistencial, Homero Giles, y el Ministro de Salud bonaerense Daniel Gollan, informaron mediante conferencia de prensa que el directorio aprobó prescindir el convenio que mantenían con la Agremiación Médica Platense y la relación con los profesionales será directa.

Luego de cruces entre IOMA y la AMP, a raíz de una serie de denuncias de la Obra Social de la Provincia de Buenos Aires ante el presunto delito de defraudación, en el que incurrieron doce profesionales médicos, se presentó un nuevo plan de continuidad en la atención en La Plata. La ciudad cuenta con el 50% de la facturación y es “IOMA dependiente”.

Según explicaron, seguirán manteniendo el mismo modelo prestacional, garantizando la libre elección de médicos, algo que había sido cuestionado y puesto en jaque por la Agremiación; habrá una actualización de honorarios; y el pago de IOMA será directo con los médicos mediante un nuevo portal.

Este portal permitirá mantener una transparencia entre los profesionales y la Obra Social bonaerense, ya que las denuncia que radicó el Instituto fue por estafas con bonos por -al menos- 8 millones de pesos.

Allí se emitirán los bonos descentralizados y se deberá completar la constancia de conformidad, con datos de los y las afiliadas. En ese portal web también podrán emitir la factura correspondiente y brindar para el cobro de la prestación.

Por parte del afiliado, el mismo contará también con un nuevo sistema de bonos que se realiza mediante clave token.

Durante la conferencia, también se informó que continuarán las teleconsultas y se habilitan los módulos Covid-19, a raíz de la pandemia por coronavirus.

Este nuevo plan de continuidad de la atención médica se da luego del paro de 48 horas que la AMP decidió realizar, tras denunciar que las autoridades del IOMA iban a “pamizar” la obra social. Acusaron también a Giles y Gollan de “extorsionarlos” luego de las denuncias a los 12 médicos que realizaron supuestas estafas.

Al respecto, el ministro de Salud bonaerense sostuvo que “es un grupo minoritario, que actuó de manera ilegal y la justicia deberá actuar al respecto”, pero contó que “la Agremiación no está capacitada para auditar”, establecida en la clausula 16 del Convenio IOMA/AMP, y por eso el directorio decidió “prescindir del convenio”.

Homero Giles, presidente del IOMA, aclaró que “el sistema continuará como se viene realizando, pero la relación con los médicos será directa”.

Ambos pidieron “responsabilidad” a la hora de informar los temas a sus afiliados para no “generar pánico”.