Compartilo:

Se trata de un galpón clandestino ubicado en la localidad de Olmos, en las calles 203 entre 43 y 44. Mantenían trabajando a personas en condiciones deplorables. 

Fuentes policiales informaron a este medio que, tras un allanamiento, clausuraron una panificadora que abastecía a distintas panaderías de la ciudad de La Plata.

Entre excremento de roedores, agua estancada y minado de insectos, el galpón fabricaba pan y confituras bajo pésimas condiciones de higiene que luego se vendían en locales comerciales.

Tras una denuncia, la Dirección de Bromatología y Control Ambiental de la Municipalidad de La Plata realizó una investigación y lograron llegar hasta el lugar mediante una inspección sorpresa donde se realizaban los trabajos clandestinos y sin papeles en regla. Los mismos están ubicados en las calles 203 entre 43 y 44, en Lisandro Olmos.

En el local fueron incautadas 27 bolsas de azúcar y 17 de harina, 368 medialunas, 439 sacramentos y 210 panes franceses, así como 30 kilos de manteca, 30 de membrillo y 30 de dulce batata.