Compartilo:

El hecho ocurrió en la localidad de Rojas, cuando una niña de 10 años estaba comprando en el local donde trabaja este hombre.

En una cámara de seguridad del local quedó capturado e momento en el que un hombre de unos 60 años toma a la niña de los brazos y la besa en la boca reiteradamente. Luego de eso, la menor regresa a su casa a contar lo sucedido a sus padres, quienes realizan la denuncia en la Comisaría de la Mujer mas cercana al lugar.

La comunidad de la localidad bonaerense está conmocionada, no sólo por el aberrante hecho, sino también por la decisión judicial, quien sólo dictó una prohibición de acercamiento a la niña, que lo denunció por abuso sexual pese a que el negocio cuenta con cámaras de seguridad que pudieron dar cuenta de lo que contaba.

En el día de ayer familiares y vecinos, invitaron a toda la comunidad en general, para participar en esa misma noche, a una marcha para que Rojas vuelva a ser una ciudad tranquila, sin impunidad en la justicia y sin abusadores sexuales.