Durante un ZOOM mantenido con el Gobernador Axel Kicillof y los intendentes del AMBA de cara a la nueva fase de esta cuarentena, el intendente Julio Garro pidió por el regreso controlado de la construcción privada, cumpliendo con protocolos que permitan la reactivación del sector.

El mandatario local se refirió a la necesidad de autorizar la construcción privada en el Partido, considerándolo un eje central para impulsar el mercado interno a través de la generación de empleo, la llegada de inversiones y el consecuente desarrollo de la ciudad.

“La construcción necesita reactivarse. Hoy obras pequeñas, medianas (dúplex, pequeños edificios, locales comerciales) y grandes que están pendientes de iniciarse; y miles de vecinos que quieren construir su primera casa, no pueden hacerlo”, manifestó el Jefe Comunal Julio Garro, tras el encuentro mantenido con el gobernador Axel Kicillof.

En esa línea, aseguró que el rubro “es un sector fundamental en el desarrollo de la ciudad. Genera miles y miles de puestos de trabajo y además favorece la llegada de capitales externos que invierten en La Plata”, y remarcó que “hoy, muchas obras privadas están frenadas”.

En ese sentido, remarcó la importancia de autorizar el regreso de la actividad de forma controlada, velando por el cumplimiento de todos los protocolos sanitarios dispuestos.
“Desde el Municipio avanzamos haciendo más fáciles todos los pasos administrativos para que lo burocrático no sea una traba. Pero necesitamos que habiliten la actividad bajo protocolos estrictos que ya tienen los colegios profesionales y cámaras del sector”, explicó Garro.

En esa línea, explicó que “los obreros sólo pueden trasladarse a través de medios privados y les exigimos un sistema de distanciamiento que permite reducir los riesgos. También, implementamos un protocolo de desinfección permanente en las obras”.

Asimismo, remarcó que “la semana pasada recorrí la obra del Bajo Nivel y quedó demostrada la responsabilidad de los trabajadores que cumplían a rajatabla con los protocolos establecidos”, y concluyó: “Por eso, insisto: tenemos que aprender a convivir con el virus apelando a la responsabilidad individual. Tenemos una sociedad que ha adquirido nuevos hábitos para protegerse y proteger al otro”.