El cuerpo de la joven de 26 años que estaba desaparecida desde el sábado 4 de abril, fue encontrado en horas de la noche del martes. 

Camila Tarocco estaba desaparecida desde el 4 de abril y su familia radicó la denuncia para dar con el paradero de la joven.

Este martes por la noche, el cadáver de una mujer fue hallado semienterrado en un terreno ubicado sobre la avenida Monsegur y San Cayetano. Hasta allí llegaron los rastrillajes de la Policía Bonaerense.

Según las primeras informaciones, los tatuajes en el cuerpo fueron los indicadores de que se trataba de Camila. El cadáver fue trasladado a la Morgue, donde se someterá a la autopsia correspondiente durante la mañana del miércoles.

Cabe recordar que la última persona que tuvo contacto con ella fue su ex pareja, un hombre con antecedentes por violencia de género. El sujeto había declarado que estuvo con Camila el viernes 3 de abril, y que la joven se retiró por su cuenta. Fue la última vez que la vieron.

Claudia Sánchez, mamá de la Camila, había asegurado a medios nacionales que “Con él estuvo hasta las 10, después volvió a su casa. Supuestamente el ex marido la llevó a la parada para tomar el colectivo y de ahí no se sabe más nada. El teléfono le andaba mal”.

Según indicaron familiares de Camila, la última conexión de WhatsApp de la joven se registró el viernes pasadas las 23 horas.