La víctima tenía 21 años y fue atacada por su pareja, Ezequiel Borrachia, quien fue detenido tras permanecer prófugo por varias horas. Lo encontraron en un hotel del centro porteño.

Florencia Ovejero, una mujer de 21 años de la localidad bonaerense Grand Bourg, fue asesinada en su propia casa durante la madrugada del lunes por su pareja, Lucas Ezequiel Borrachia. La encontró su hermano, que vive en la casa de atrás, en el mismo terreno de la calle Paso de los Andes al 1600, en el municipio de Malvinas Argentinas.

Antes de irse, el femicida se llevó 25.000 pesos y todo lo que habían comprado para las celebraciones de las fiestas. Desde el Hospital Municipal del Trauma Federico Abete, en Pablo Nogués, informaron que el hombre se presentó cerca de las tres de la mañana con una herida cortante. Se abrió una causa bajo la carátula de femicidio, que lleva el fiscal Martin Viscovich, de la UFI Nº22 de Malvinas Argentinas.

En diálogo con C5N, el hermano de la víctima, Daniel, relató cómo encontró a su hermana “entre la cama y el ropero, toda ensangrentada”. A las ocho de la mañana vio llegar a su madre, que gritaba que le abriera el portón porque Florencia no le respondía. Según las primeras pericias, se cree que el femicidio ocurrió entre las 3 y las cinco de la mañana.

Cuando llegó la madre, ambos fueron a la casa y encontraron a Ciro, el hijo de 4 años de Florencia, mirando por la ventana. Estaba “manchado con sangre”, aseguró Daniel, y según el relato de los familiares, el menor presenció toda la escena.

Para Daniel, la víctima tenía “más de diez puñaladas” en todo el cuerpo. Además de la investigación, el familiar demandó “ayuda psicológica para mi sobrino, para mi madre, para todos los que la vimos a mi hermana así”.

Sandra, una de las hermanas de Florencia, relató que su cuñado “a veces desaparecía una semana, diez días”. Cuando lo conoció, ella le dijo a su madre: “No me gusta, en la mirada de él hay algo malo”.

Hasta el momento se realizaron las primeras pericias, a cargo de la policía científica, quienes informaron que la mujer tenía heridas cortopunzantes y signos de estrangulamiento. Desde la fiscalía, consultada por este diario, dijeron que “la sentencia será el resultado de un largo proceso, que acaba de empezar”, y agregaron que se están tomando “medidas urgentes” para la causa.

Por su parte, el hermano de Florencia pidió a la intendencia de Malvinas Argentinas que monitoreen “las cámaras de seguridad desde Tortuguitas hasta Adolfo Sordeaux” para encontrar a su ex cuñado, y que “se fijen en las terminales de ómnibus”. Finalmente agregó: “que lo busquen por cielo y por tierra”. En los últimos diez días, se dieron a conocer otros seis femicidios, de mujeres asesinadas por sus ex parejas, en distintas provincias del país .