Los trabajadores bonaerenses reclaman la reapertura salarial y la ejecución de una cláusula gatillo.

La Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia de Buenos Aires (FEGEPPBA), que agrupa a buena parte de los trabajadores estatales de la provincia, emitió hoy un comunicado en el que se declaró en “estado de alerta y asamblea permanente” a la espera de respuestas de Vidal.

Según destacan, el pasado 11 de septiembre solicitaron “la urgente reapertura de la negociación colectiva, en virtud de la disparada inflacionaria que pulverizó los sueldos de todos los trabajadores bonaerenses”. Sin embargo, hasta hoy no han recibido ningún tipo de convocatoria ni oferta concreta de mejora.

Por tal motivo, están en estado de “alerta y asamblea permanente” en reclamo por el atraso salarial.

Además, desde el gremio buscan que se ejecute una “cláusula gatillo” por el deterioro del poder adquisitivo de los salarios.