Exigen a un senador de Unidad Ciudadana que justifique sus inasistencias a las sesiones

Se trata del legislador, Jorge Romero, que está apuntado por una denuncia de acoso sexual contra una militante de La Cámpora que tomó estado público a fines del año pasado, momento a partir del cual el kirchnerista dejó de asistir a la Legislatura.

Según informaron fuentes oficiales, el vicegobernador Salvador le envió ayer a Romero una nota en la que pidió que brinde explicaciones de por qué faltó a todas las sesiones que se realizaron desde diciembre del año pasado.

Fue luego de que el Secretario Legislativo del cuerpo, Mariano Mugnolo, elevara por su parte una notificación a la presidencia informando que Romero no había ido a las últimas seis sesiones del cuerpo, contando la Asamblea Legislativa y la sesión preparatoria, entre otras.

El reglamento interno del Senado establece un máximo de cinco inasistencias consecutivas sin justificar. En paralelo, dentro del propio bloque de Unidad Ciudadana también tomaron medidas con respecto a la situación de Romero. Su presidenta, Teresa García, removió al legislador de las comisiones que integraba.

La decisión obedece, se explicó oficialmente, a motivos operativos y no disciplinarios. Es que desde fines del año pasado, cuando se conoció la denuncia en su contra, Romero tampoco no volvió a asistir a ninguna de las reuniones de las comisiones que integraba.

El legislador de La Cámpora volvió esta semana a quedar en medio de la polémica por el escándalo que involucra al presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, también denunciado por un caso de presunto acoso sexual contra una militante de su espacio. En diciembre del año pasado, “El Loco” fue denunciado por una militante de La Cámpora de haber intentado obligarla a practicarle sexo oral después de una salida grupal con otros dirigentes de la agrupación juvenil kirchnerista.

El legislador, que responde al mando político de Andrés “Cuervo” Larroque, emitió un comunicado en sus cuentas de redes sociales en donde ensayó un mea culpa y anunció que se apartaría de sus funciones. “Soy un varón criado en una sociedad patriarcal (...) en el pasado tuve prácticas machistas que en ese momento parecían naturales”, dijo. Y anunció: “Es por eso que he decidido dar un paso al costado de mis responsabilidades políticas”. Lejos de dar ese “paso al costado”, Romero sigue en su banca, pese a que desde entonces no se lo volvió a ver ni por el Senado ni por el edificio Anexo de 7 y 49.

Right Menu Icon