Compartilo:

El film está basado en la aventura legendaria de Jack London

Basada en la aventura legendaria de Jack London, El Llamado Salvaje es una experiencia cinematográfica única. Twentieth Century Studios lleva a la pantalla grande la historia de Buck, un perro de gran corazón cuya dichosa vida doméstica cambia drásticamente cuando es arrancado de su hogar en California y trasladado al salvaje y exótico Yukón, en Canadá, durante la fiebre del oro de la década de 1890.

El film es una combinación de cine animado y de acción real realizada con tecnología de animación y efectos visuales de vanguardia para representar a los animales en la película como personajes totalmente fotorrealistas y auténticos desde el punto de vista emocional.

Lo que atrajo al guionista Michael Green de esta película fue que la historia ha sido contada en diferentes versiones a lo largo de los años, pero nunca se contó el libro entero de principio a fin, y siempre se contó desde el punto de vista de los humanos y no de Buck, el verdadero protagonista. Green recuerda: “Me reuní con Erwin (productor) y le pregunté si no sería sorprendente contar una historia que se trata en gran parte de saber exactamente qué le pasa al personaje y qué planea sin depender del diálogo”.

En esta versión Buck estaría a cargo del desarrollo emotivo de toda la película, de manera que debía ser completamente creíble en todas las circunstancias. Para hacerlo posible, desde un principio, el productor Erwin Stoff y el director Chris Sanders contrataron al aclamado productor de efectos visuales Ryan Stafford (que también se desempeña como productor ejecutivo en la película) y al supervisor de efectos visuales Erik Nash (quien fue nominado tres veces al Premio Oscar).Si bien inicialmente la película iba a tener mayormente imágenes generadas por computadora, los realizadores se decidieron por un enfoque más bien híbrido que incorporara más fotografía real combinada con perros y otros animales creados digitalmente. Este nuevo enfoque significaba que Buck, el personaje principal de la película, debía ser mucho más auténtico.