La muerte se produjo por un paro cardiorrespiratorio no traumático, aunque los investigadores tienen en cuenta los antecedentes de violencia, ya que la victima denunció a su pareja en múltiples oportunidades.

Una mujer de 45 años fue hallada muerta en su casa de la ciudad balnearia de Villa Gesell. Si bien en la autopsia no se detectaron signos de violencia recientes, la Justicia dispuso la detención de su concubino, ya que la víctima lo había denunciado por violencia de género.

El cuerpo de Sandra Pastori (45) fue encontrado por la Policía Bonaerense el pasado viernes en la vivienda que compartía con su pareja, Augusto Padro Fiorentino (54), tras un llamado al 911. Según informaron los investigadores, el hallazgo se produjo en la habitación de la casa, sobre la cama matrimonial.

De acuerdo al informe forense, la muerte de Pastori fue consecuencia de un “paro cardiorrespiratorio no traumático”. Sin embargo, luego de constatar que la mujer había denunciado en múltiples oportunidades a su pareja por violencia de género, el fiscal de la causa, Juan Pablo Calderón, ordenó la detención de Fiorentino.

Para ello, el fiscal también tuvo en cuenta las declaraciones de familiares y allegados a la mujer, así como la existencia de algunos hematomas de vieja data hallados en su cuerpo.

Fiorentino quedó alojado en la comisaría cuarta de Villa Gesell, acusado por “homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género” y será indagado en las próximas horas.