Se trata de Cristina y Ada Iglesias. Sus cuerpos fueron hallados enterrados en el patio de una vivienda en Monte Chingolo.

La policía confirmó que fueron halladas sin vida Cristina y Ada Iglesias, madre e hija que eran buscadas en Lanús. Estaban enterradas en el patio de una vivienda en la localidad de Monte Chingolo, en ese partido bonaerense.

El principal sospechoso es Abel Romero, pareja de Cristina, quien fue detenido el día viernes. En su declaración ante los oficiales, el hombre se autoincriminó y declaró que participó del doble crimen, y que fue quien enterró a las víctimas en el fondo de la vivienda.

Según lo publicado en El progreso, Romero también declaró que estuvo acompañado por dos cómplices y que a él lo “obligaron a limpiar la escena”.

Cristina (40)y Ada (7) estaban desaparecidas desde el jueves, cuando se comunicaron telefónicamente con su familia por última vez.

Dolores, la hija mayor de Cristina Beatriz Iglesias, sospechó que algo malo ocurría cuando desde el teléfono de su mamá le llegaban sólo mensajes de texto y cortos, cuando ellas acostumbraban a comunicarse por videollamadas y audios.