El gobierno chino decidió detener la devaluación del yuan, y tranquilizó a los mercados emergentes. No cae la demanda de divisas.

La cotización del dólar a nivel minorista retrocedió ayer veinte centavos (0,43%) al cerrar a $46,48 promedio, en una rueda en la que se verificó una menor presión de parte de la demanda tras la fuerte suba de ayer.

A nivel mayorista la divisa estadounidense bajó diecinueve centavos y se ubicó en $45,30 por unidad, por la presencia de coberturas puntuales de portfolios y toma de posiciones de algunos bancos.

Al igual que el lunes, el Banco Central volvió a hacer tres subastas para colocar los US$ 60
millones diarios en nombre del Tesoro, debido a que los bancos no compraban todo lo que le ofrecían, esperando una baja del valor del dólar. Fernando Izzo, de ABC Mercados de Cambios, dijo que la merma en la puja de los operadores se debe a que en el mercado “ven muy alto el tipo de cambio”.

Por su parte, el analista Gustavo Quintana sostuvo que “el mejor desempeño del resto de las monedas frente al dólar en el mercado internacional se tradujo en una menor presión sobre los precios” en el mercado local debido a que China hizo ajustes respecto a la devaluación del sábado pasado sobre el yuan.

La divisa china frenó ayer sus caídas luego de que las autoridades tomaron medidas para
contener a la moneda, aunque las bolsas de Asia siguieron bajando después de que Estados Unidos calificó a China como manipulador de divisas, profundizando aún más la crisis por una disputa comercial.

“A nivel cambiario, el alivio del yuan tuvo repercusiones favorables sobre las monedas
emergentes, y así es que el dólar mayorista aprovechó para tomarse un respiro tras la
escalada reciente”, sostuvo el economista Gustavo Ber.

No obstante, el Banco Central volvió ayer a convalidar una suba en la tasa de interés de las
Letras de Liquidez (Leliq) -la decimosegunda consecutiva para contener la marcha del
dólar-, al quedar en un promedio de 62,28%.

El volumen operado en el mercado de contado ascendió a US$ 730 millones, lo que
demuestra que sigue fuerte la demanda de divisas. En el mercado de futuros del MAE no
hubo operaciones y en el Rofex se negociaron contratos por más de US$ 1.000 millones.
En el mercado de dinero entre bancos el call money operó en torno al 60% y en swaps
cambiarios se pactaron negocios por US$ 231 millones.

Y en el mercado informal el dólar blue perdió 20 centavos a $46,40, de acuerdo al
relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el contado con
liqui subió tres centavos a $45,78.Como en ruedas previas, el Banco Central ayer volvió a operar en el mercado de futuros, en especial en plazos más cortos que vencen a fines de agosto y de septiembre próximo.

En el Rofex los plazos más cortos concentraron más de 50% del total operado y los precios
finales para ambas posiciones terminaron en $46,93 y $49,051, con una baja promedio de 15 centavos (0,3%) respecto a la rueda del lunes.

CAEN LAS RESERVAS DEL CENTRAL

Las reservas del Banco Central acumulan una caída de U$S1.612 millones en las siete
jornadas, en medio de volatilidad cambiaria y los vaivenes en los mercados internacionales.