Así se desprende de un informe de la Universidad Católica de La Palta (UCALP). ONGs que trabajan en temas sociales consideran “importante” el informe, pero quieren más precisiones para orientar ayuda.

En La Plata hay 160 asentamientos y hace décadas que la carencia de un plan de urbanización agrava la situación.

El informe del Observatorio Socioeconómico de la Universidad Católica de la ciudad de La Plata (UCALP) determinó que en esos 160 asentamientos, en donde viven 130.000 personas, hay carencias de todo tipo pero la que más duele es la relativa a los niños.

En esos territorios viven aproximadamente 11.470 niños y niñas entre 0 y 4 años, y de ese total, 2900 (o sea un 25 %), presentan algún grado de desnutrición.

A ese complejo dato se le agregan otros que marcan el estado de deterioro en el que se vive en esos lugares. Por ejemplo, el 80 % no tiene red de cloacas, el 70 % carecen de gas, el 50 % no acceden a agua corriente, el 20 % no tienen acceso a la red formal de energía.

ONGs quieren ayudar

Este lunes, el titular de la ONG, “La Plata Solidaria”, Pablo “Colo” Pérez, envió una nota a las autoridades de la Universidad Católica de La Plata para pedir más precisiones sobre el informe, y así tanto la institución que representa como otras similares, poder enfocar mejor el trabajo solidario que vienen realizando.

“A partir de los datos de último relevamiento realizado por tan prestigiosa institución de público conocimiento y teniendo en cuenta los resultados de los mismos, “Tres mil niños presentan problemas de alimentación y “algún grado de desnutrición” y en representación de organizaciones solidarias de la ciudad que actuamos por fuera de cualquier intencionalidad político-partidaria, solicitamos la posibilidad de poder contar con mayores especificaciones en cuanto a lugares, familias, etc, y de este modo poder abordar a forma de paliativo, confiando en la plena solidaridad que ponen de manifiesto los platenses en cada uno de nuestros eventos y colectas, este dramático panorama que merece ser atendido con suma  urgencia”, dice la misiva.

Agregan: “creemos profundamente que más allá del importante trabajo que realiza nuestra prestigiosa Institución no podemos perder un solo instante para, dentro de nuestras posibilidades y en conjunto con muchos otros grupos solidarios, al menos enfrentar esta ignominia del hambre en los niños”.