Compartilo:

El músico se quejó de no haber sido convocado y resaltó que la banda sonora de la nueva versión del filme no tuvo el impacto que la suya.

Disney encontró una fuente de oro en la remake de sus clásicos. Uno de los últimos grandes éxitos de taquilla fue El Rey León, que se convirtió en la película que más ganacias le dio a la empresa de animación.

Con más de 1.337 millones de dólares recaudados, El Rey León superó a La Bella y la Bestia, el filme que se encontraba primero en la posición y que recaudó a nivel mundial 1,263 millones de dólares, seguido por Frozen. Pero a pesar de estos números, no todos quedaron conformes con la película.

Entre ellos está Elton John (72), quien se manifestó decepcionado por la banda sonora. El artista británico estuvo a cargo de la música en la versión original de 1994, por la cual recibió un premio Grammy a la mejor interpretación pop masculina y un Oscar a la mejor canción original.

“Fue una completa decepción para mí, porque creo que arruinaron la música y, precisamente, la música era una gran parte de la película original. La música de la cinta actual no tuvo el mismo impacto”, dijo el artista en declaraciones a la revista GQ.

Y añadió: “La magia y la alegría se echaron a perder. La banda sonora no tuvo el mismo impacto en las listas que tuvo hace 25 años, cuando fue el álbum más vendido del año. La nueva banda sonora cayó fuera de las listas rápidamente, a pesar de que la película fue un éxito masivo de taquilla”.

En aquel momento se vendieron siete millones de copias del disco que contenía clásicos como Circle of Life, Hakuna Matata y Can You fell the love tonight, la ganadora del Oscar.

Elton John lamentó no haber sido convocado por Disney ni haber sido invitado al lanzamiento de la película dirigida por Jon Favreau.

“Ojalá me hubieran invitado a la fiesta. Pero esta vez la visión creativa del filme y su música fueron distintas y, realmente, no me recibieron ni me trataron con el mismo nivel de respeto. Eso me puso tremendamente triste”, expresó.

Por otro lado, el músico alabó las versiones teatrales del clásico de Disney, en las que sí, consideró, se respetó la música original.

El cantante de I’m Still Standing lanzó el pasado martes 15 de octubre su autobiografía, Me, y confesó que el fútbol fue muy importante en un momento de su vida lleno de excesos. “Si no hubiera tenido el club de fútbol, Dios sabe qué me habría pasado. No exagero diciendo que Watford tal vez me salvó vida”, escribió John, propietario y presidente del club británico durante la década de 1980.

“He sido presidente durante el peor período de mi vida. Años de adicción y depresión, de relaciones fallidas, malas decisiones, juicios y tormentos interminables”, confesó.

También reveló que tras un chequeo médico de rutina en 2017, le diagnosticaron cáncer de próstata, tras lo cual tomó la decisión de no someterse a quimioterapia, y prefirió una compleja operación. “Los médicos dijeron que me quedaban 24 horas de vida”, concluyó.