El presidente tomó el final de la materia Teoría del Delito y Sistema de la Pena. “Te ayuda a que sepas”, contó una alumna.

De sorpresa, el presidente Alberto Fernández asistió a tomar examen final a sus alumnos de la materia Teoría del Delito y Sistema de la Pena en la Facultad de Derecho, donde ahora se pedirá licencia. Llegó pasadas las 10 de la mañana sin un gran operativo de seguridad, aunque con una gran cantidad de estudiantes que se acercaron al aula.

El presidente pasó la noche en la Residencia de Olivos y este viernes temprano partió en helicóptero hacia la Casa Rosada, adonde ni siquiera llegó a entrar: ni bien aterrizó en el helipuerto se subió al auto y se dirigió hacia la Facultad de Derecho, con el objetivo de tomar el examen final de la materia Teoría del Delito y Sistema de la Pena, donde es titular de cátedra desde hace años.

Fernández ingresó sin un gran operativo de seguridad (en el segundo piso de la Facultad había unos pocos oficiales de la custodia presidencial controlaron el acceso) y la mayoría de sus alumnos ya se encontraba en el aula 235 de la Facultad de Derecho de la UBA. Si bien durante la campaña se ausentó en varias ocasiones (da clases los miércoles por la tarde), el presidente se había comprometido con sus alumnos a asistir a tomar el examen final. Desde ahora, se comprometió a asistir una vez cada 15 días.

Fernández tomó examen oral a todos sus alumnos junto a su ayudante de cátedra, Adrián Rois, aunque con una situación más que especial, ya que la mayoría de los alumnos tomaron algunas imágenes y en las puertas del aula había fotógrafos y periodistas, que incluso ingresaron unos instantes para tomar algunas fotografías.

Pasadas las 12 del mediodía el presidente se retiró de la Facultad de Derecho junto al secretario de Comunicación Presidencial, Juan Pablo Biondi, con destino a la Casa Rosada, donde tiene prevista una serie de actividades oficiales.

“Él te ayuda a que vos sepas, para aprobar, no tiene ninguna intención de desaprobar a nadie. Los que estábamos adentro aprobamos todos. Es un gran profesor. El día después que asumió nos dijo por WhatsApp que iba a venir él a firmar las libretas. Él quiere que sepamos, estamos estudiando Teoría del Delito y la Pena, es fundamental. Él desde que es nuestro profesor hizo hincapié en que nosotros tenemos que ir por la gente que menos recursos tiene, noté eso”, contó Analía, una de las alumnas que rindió el examen.