Compartilo:

A Ricardo Russo, el médico del Garrahan recibido en la UNLP, lo acusan de distribución y producción de material pornográfico infantil.

El pediatra Ricardo Russo, detenido la semana pasada acusado de producir y distribuir pornografía infantil, apeló la prisión preventiva dictada en su contra en el marco del expediente que ahora se encuentra bajo secreto de sumario, dijeron hoy fuentes judiciales.

Los informantes señalaron a Télam que el recurso de apelación fue interpuesto ayer por la defensa del pediatra, quien permanece detenido en el Hospital Penitenciario de Ezeiza, con lo cual será la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires la que deberá definir la situación del médico.

Por lo pronto, la fiscal porteña a cargo de la investigación, Daniela Dupuy, dispuso el “secreto de sumario” en el expediente, con el fin de abocarse a las diligencias que le permitan reunir pruebas y testimonios en el marco del proceso que -de no mediar una decisión en contrario del tribunal de alzada- tiene un primer plazo fijado el próximo 30 de julio para una nueva audiencia.

Cuando la justicia porteña dispuso la prisión preventiva para Russo, su defensa -ejercida ahora por el defensor oficial Miguel Talento, luego de que renunciara al patrocinio su abogado particular- había solicitado el “arresto domiciliario o monitoreo electrónico” del ex jefe de Inmunología y Reumatología del hospital Garrahan, petición que fue rechazada.

Russo fue detenido el martes 28 de mayo, acusado de “tenencia, distribución y producción de pornografía infantil” que involucraba a niños de seis meses a 14 años.

En el marco de la investigación, durante un allanamiento en noviembre de 2018 se encontraron en su domicilio videos, fotografías y pendrives con contenidos y escenas de desnudez.

En la investigación, Dupuy vinculó esas fotos con la acusación; en tanto el defensor oficial del pediatra dijo que tenían “fines médicos” ya que Russo examinaba un “efecto” en la cadera y la pelvis que “no se puede observar con ropa interior”.

La prisión preventiva, solicitada por Dupuy, fue dispuesta por la jueza en lo penal, contravencional y de faltas porteña María Laura Martínez Vega, que subrogaba a la jueza original de la causa, María Alejandra Doti.