Compartilo:

El conjunto de Ortiz cayó por 2 a 1 ante un rival directo como Colón y el panorama por el descenso comienza a complicarse.

Gimnasia sufrió un duro cachetazo sobre la hora ante Colón en Santa Fe después de una reacción en la etapa complementaria.  El gol de Pablo Velázquez parecía que le permitía al Tripero conseguir un empate, pero sobre filo del juego, un agónico tanto Morelo decretó el 2 a 1 y lo dejó sin nada.
Al Lobo ya la urge comenzar a ganar en la Superliga para que sus rivales directos en la lucha por el descenso no sigan cortándose. El equipo de Ortiz alternó buenas y malas en el Cementerio de los Elefantes. Contó con una buena actuación de sus arquero Alexis Martín Arias pero también tuvo sus ocasiones para poder marcar algún otro gol y nuevamente falló frente al arco.

Brahian Alemán, en su reestreno con la albiazul, fue uno de los abanderados del Tripero y con apenas un puñado de prácticas demostró que puede ser una pieza clave dentro del andamiaje del equipo, sobre todo, desde la construcción de juego.

En el amanecer del partido, Gimnasia se mostraba paciente, le cedía la iniciativa al rival y esperaba que se abrieran los huecos para buscar lastimarlo.

El entrenador Ortiz definió iniciar con uno de sus esquemas preferidos: 4-1-4-1, poblando el medio e intentando conseguir juego asociado. Pero en los primeros 45’ la intención del DT pudo cristalizarse en pocos pasajes del encuentro ya que las conexiones entre los volantes se daban a cuentagotas. En el complemento, con el ingreso del paraguayo, el Tripero pareció reaccionar y en el algunos tramos del desarrollo, logró acorralar al adversario.

Alemán, por naturaleza, retrocedía unos metros para buscar comunicarse con Matías García y participar en la gestación de fútbol para que Claudio Spinelli quede como el referente ofensivo, por momentos más acompañado por Horacio Tijanovich.

Justamente con el debutante uruguayo lo tuvo Gimnasia a los 7 minutos pero un defensor Sabalero le atragantó el grito rechazando sobre la línea tras un buen centro de García desde la izquierda. En el rebote anotaba Maxi Comba pero la jugada fue anulada por una supuesta posición adelantada de Claudio Spinelli.

El Lobo más allá de aquella primera acción en la que sufrió la invalidación del gol, no pudo volver a ser productivo en ataque en la primera parte. Preferentemente atacando por derecha, el mens sana intentaba con Comba y Morales pero por momentos abusaba del centro para culminar una acción. Dentro de esta iniciativa, la pelota nunca le llegó limpia al 9.

Por su parte, antes de romper el marcador, el dueño de casa se mostraba poco dañino. Había podido aproximarse con algunas acciones de pelota quieta aunque la más clara la había tenido en los pies de Chancalay, con un derechazo bajo que neutralizó Martín Arias con una espectacular atajada.

Pero a los 40 el arquero no pudo hacer nada, porque el colombiano Morelo saltó más alto que todos después de una pelota quieta (tras una inexistente infracción) y de cabeza, rompió el marcador en el Cementerio de los Elefantes.