Esto Implicará que el intendente tendrá el número necesario para sesionar sin la presencia de otros bloques.

El mandatario reelecto, Julio Garro contará a partir del 10 de diciembre con la mitad más uno de las bancas en el Concejo Deliberante debido a que logró sumar a 7 de las 12 bancas que se ponían en juego, las cinco bancas restantes son para las fuerzas integrantes del Frente de Todos.

El oficialismo tendrá 13 lugares, el Frente de Todos 10 y el restante seguirá en manos del GEN.

Este cambio implicará que el jefe comunal tendrá el número necesario para sesionar sin la presencia de otros bloques y mayoría propia para imponer en el recinto las votaciones, sin el condicionamiento que hasta ahora lo obligaban a recurrir a aliados.

Los concejales electos que suma el oficialismo son, la dirigentes de la juventud PRO Romina Cayón, el actual secretario de Gobierno Nelson Marino, el actual secretario de Seguridad, Darío Ganduglia, los radicales Verónica Rivas y Claudio Frangul, la asesora legal del Sindicato de Municipales, Romina Marascio y Se suman a los seis que tienen mandato por otros dos años: Ileana Cid, Javier Mor Roig, Raúl Abraham, Francesco Arriaga, Darío Musto y Julieta Quintero El Frente de Todos incorpora a Ariel Archanco el vicepresidente del PJ vinculado a La Cámpora, la científica del conicet Yanina Lamberti, el massista Facundo Albini, la joven del Ateneo Eva Perón Sabrina Bastida y el ex concejal peronista Guillermo “Nano” Cara.

Se suman a otros cinco que tienen mandato hasta el 2021 para sumar 10: los kirchneristas Victoria Tolosa Paz, Norberto “Chucho” Gómez, además de las massista Virginia Rodríguez, Ana Herrán de Castagnetto y Cristian Vander, Seguirá por dos años más como monobloque opositor el concejal del GEN Gastón Crespo.