Compartilo:

La UCR se llevó ayer de la Casa Rosada una luz verde para intentar abrir Cambiemos a otras fuerzas políticas. La obtuvo de Marcos Peña , el interlocutor que hasta ahora se había mostrado más intransigente, pero que en las últimas horas se exhibió más flexible a ensayar acuerdos políticos, con el cronómetro corriendo hacia el cierre de frentes electorales.

El jefe de Gabinete recibió a cinco de los radicales que integran la Comisión de Acción Política, el brazo negociador ungido tras la convención radical. A la Casa Rosada asistieron el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo ; el referente de la UCR porteña Emiliano Yacobitti, y la diputada bonaerense Alejandra Lordén, la “embajadora” del vicegobernador Daniel Salvador. Ernesto Sanz tuvo un paso breve por la reunión, antes de ir a la jornada en la Bolsa de Comercio, con Mauricio Macri .

“Creemos que tenemos que tener la mejor oferta electoral para la Argentina y que eso tiene que ver mucho con cuáles son los partidos que la componen. Se notó, en la reunión con Peña, una apertura a esto que venía planteando Cornejo”, dijo Andrés “Peti” Lombardi, el más estrecho colaborador del gobernador de Mendoza al salir de la reunión.