Compartilo:

Uno de ellos es destinado al impulso de proyectos de desarrollo, otro para el financiamiento de líneas de producción y el restante para la asistencia de mujeres en situación de violencia de género

El Gobierno Nacional firmó hoy tres convenios con la provincia de La Rioja, uno destinado al impulso de proyectos de desarrollo, otro para el financiamiento de líneas de producción y el restante para la asistencia de mujeres en situación de violencia de género.

En el marco de la visita presidencial a la provincia, la Nación suscribió con La Rioja un convenio marco de adhesión para el otorgamiento de 240 millones de pesos que serán destinados a distintos proyectos de desarrollo.

El convenio firmado esta tarde entre el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro; y el gobernador de la Rioja, Ricardo Quintela incluye aportes nacionales no reembolsables y estará destinado a “los proyectos de Fortalecimiento del Sistema Catastral, Fortalecimiento de los Sectores Estratégicos Provinciales y otro de preinversión de corredores biocéanicos”, se informó oficialmente.

El segundo acuerdo es para una nueva línea de financiamiento impulsada por la cartera de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas, que destinará 54 millones de dólares para seis empresas y generará 672 nuevos puestos de trabajo.

El tercer acuerdo tuvo como protagonista a la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, quien firmó con el gobernador riojano un acta complementaria para la adhesión provincial al programa Acompañar, un plan de apoyo destinado a personas en situación de violencia por motivos de género que se encuentren en riesgo.

La iniciativa contempla una asistencia económica para cubrir “los gastos esenciales de organización y desarrollo de una vida libe de violencias, promoviendo de este modo la autonomía económica de las mujeres y personas en contexto de violencia por motivos de género”, según se informó durante la actividad.

En lo que respecta a la asistencia para el sector productivo, el Gobierno nacional anunció una línea de créditos para pequeñas y medianas empresas por $200 millones, a una tasa del 9,9%; Aportes no Reembolsables (ANRs) por $60 millones para el Parque Industrial local e inversiones de compañías privadas por más de US$44 millones.

En un comunicado, la cartera productiva informó que las pymes que accedan al financiamiento contarán con un plazo de hasta 18 meses y 6 de gracia y podrán destinarlos a capital de trabajo, puesta en marcha de proyectos y reactivación productiva de las actividades en la provincia.

La línea tendrá una tasa final subsidiada del 9.9% y el respaldo de la garantía del Fondo de Garantías Argentino (Fogar), con un desembolso de $100 millones, y el 20% de los créditos deberá destinarse a empresas lideradas por mujeres.

El respaldo del Fogar cubrirá el 50% de los créditos y la otra mitad lo respaldará la provincia a través de su propio fondo de garantías y se implementarán de acuerdo al tamaño de la empresa: 75% en el caso de las microempresas, 50% en el caso de las pequeñas y 25% para las medianas tramo 1 y 2; las firmas solicitantes deberán contar con certificado Mipyme.

Durante el encuentro también se anunció que el Estado Nacional hará un Aporte No Reembolsable por $60 millones para el Parque Industrial de La Rioja destinado a obras intramuro y puesta en valor del predio Industrial.

El parque cuenta con 52 empresas que generan 4.379 puestos de trabajo, de los sectores textil, calzado, plásticos, químicos y farmacéutico, entre otros.

Por último, las empresas Enod, Puma, Retex, Hilados, Tetrapack y Serrano, instaladas en la provincia, anunciaron inversiones por más de US$44 millones que generarán más de 800 puestos de trabajo en total.

Enod, que se dedica a la fabricación de hilados y tejidos de punto de algodón, ampliará su capacidad de producción en su actual planta e instalará una tejeduría para indumentaria con 372 nuevos puestos de trabajo, y la deportiva Puma planea incrementar su producción de calzado, en dos años, en más del 50%, y sumar 147 trabajadores.

La textil Ritex creará 90 puestos de trabajo con la puesta en marcha de una hilandera y tejeduría de algodón y sintéticos, plan previsto para el primer semestre del 2021, en tanto Hilados reabrirá su planta cerrada en 2018 y planea la apertura de una nueva tejeduría, que implicará 202 puestos de trabajo.

Tetrapak, por su parte, emprenderá un proceso de renovación de maquinarias e incorporación de nuevas tecnologías (impresoras, laminadora, refrigeración), mientras que la firma Serrano abrirá una fábrica de colchones en el primer semestre del año próximo, planta que generará 30 nuevos puestos de empleo.