El billete verde rompió la calma de los últimos días y subió un peso.

El dólar abrió hoy estable pero pocos minutos después rompió con la estabilidad de hace varios días y en el Banco Nación cotizó a $54 para la compra y $58 para la venta.

En esos valores se mantuvo hasta el horario el cierre en una jornada en la que la demanda se mostró más activa y en la que el Banco Central fue el principal ofertante del mercado a través de siete subastas en las que licitó US$302 millones.

En el segmento mayorista el incremento fue de 1,83%, hasta $56,30, con un volumen total de negocios en el mercado de contado de US$ 709 millones, monto 78% superior al de la víspera.

El Banco Central salió a vender US$ 362 millones, al sumar uS$ 302 millones vía subastas directas y otros US$ 60 millones a nombre del Tesoro. “Ausencia de la oferta en el mercado y una exacerbada demanda por cobertura dieron pie a una importante suba del tipo de cambio mayorista”, describió el analista Gustavo Quintana.

De esta forma, el dólar mayorista alcanzó el nivel más alto en lo que va de la actual semana, aunque sigue por debajo de los máximos alcanzados el 12 de agosto pasado, cuando la divisa estadounidense superó los $60 por unidad tras las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

En base a las operaciones concretadas hoy, en lo que va de agosto el Banco Central lleva vendidos más de US$ 1.061 millones.

La modalidad de intervención que lleva adelante la autoridad monetaria, a través de subastas, comenzó a ser objetada por especialistas, debido a que no logran el objetivo buscado de contener la marcha del dólar.

El mecanismo, según los mismos especialistas, debería contemplar la posibilidad de que el Central pueda concretar ventas directas, lo que le daría un mayor poder de fuego y efecto sorpresa.

En lo que respecta a la tasa de interés, el Banco Central hoy convalidó una leve suba de 0,01 puntos básicos, al quedar en 74,988%.