El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció hoy un plan de alimentación para más de 8 millones de personas en medio de la crisis sanitaria, económica y social derivada de la pandemia

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anuncio hoy un plan de alimentación para más de 8 millones de personas en medio de la crisis sanitaria, económica y social derivada de la pandemia de coronavirus.

“Creamos la canasta solidaria para más de ocho millones de ecuatorianos. Vamos a entregar estas canastas de alimentos en todas las escuelas públicas, puerta a puerta en la casa de los viejecitos y de los más desvalidos”, expresó el mandatario.

Agregó que la ayuda también llegará a personas con discapacidad, a todos los que tienen ” enfermedades catastróficas” y a los niños más vulnerables.

Según el Gobierno, en Ecuador han fallecido 883 personas por coronavirus, mientras otras 24.675 están contagiadas.

Sobre el tema sanitario en Ecuador, país que mantiene un plan de aislamiento social, el jefe de Estado dijo que se ha logrado reducir las atenciones en emergencias e incrementar de 439 a 800 las camas de unidades en terapia intensiva, y que se han reducido “ostensiblemente las defunciones”.

“La tendencia de casos confirmados se ha estabilizado”, aseguró Moreno, basado en las 67.273 pruebas que se han realizado.

El anuncio de Moreno llega horas después de que activistas ecuatorianos anunciaran que el primero de mayo, en lugar de la tradicional marcha del Día Internacional del Trabajador, realizarán cacerolazos para exigir al Gobierno mejoras en la gestión de la crisis sanitaria.

“Vamos a realizar plantones en algunas ciudades del país”, dijo Nelson Erazo, presidente del Frente Popular, al aclarar que la acción estará sujeta a los protocolos de seguridad sanitaria.

En medio de los reclamos de las organizaciones sociales y sindicatos, esta mañana se conoció la noticia de que Ecuador recibirá un préstamo de 700 millones de dólares de parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para hacer frente a la pandemia.

“Buena noticia este respaldo internacional a la forma como el país está afrontando la crisis y al manejo responsable de la deuda”, escribió esta mañana en Twitter el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, al dar a conocer la noticia.

El préstamo fue habilitado después de que el BID abriera la posibilidad de que todos los proyectos que estaban en período de aprobación para este año pudieran ser reprogramados para atender la emergencia por el coronavirus, explicó un comunicado del ministerio de Economía.

Las autoridades tienen previsto destinar 250 millones para reducir el impacto en la morbilidad y mortalidad por la Covid-19, la enfermedad que causa el nuevo coronavirus, y para ayudar a las familias que no llegan a sostener un nivel mínimo de calidad de vida.

Además, se destinarán 93,8 millones a la reactivación productiva del sector de la economía popular y solidaria, precisó el comunicado del Ministerio de Economía, citado por la agencia de noticias EFE.

A la vez, el BID está evaluando la aprobación de una operación de desembolso rápido por 280 millones para apoyo presupuestario.

Si se aprueban estas tres partidas, sumadas a otro desembolso de 25,3 millones que la entidad financiera multilateral hizo la semana pasada, más otros 90 millones de dólares que se están negociando, el apoyo del BID asciende a más de 700 millones de dólares.