Compartilo:

Cristian Soria dice ser víctima de una trampa pergeñada por sus ex compañeros de militancia. Él expresa que un reconocido dirigente del PJ local pide borrar las fotos del acusado con la diputada provincial para poder despegarse del escándalo.

El dueño de la vivienda en barrio Aeropuerto donde funcionaba una unidad básica de Florencia Saintout y se secuestraron armas y drogas, Cristian Soria, pidió que “busquen quienes son los dueños de las armas”. Según se le escucha decir en un audio que grabó poco después del hecho, le habrían plantado las armas y el kilo de marihuana, usando la denuncia de violencia de género para hacerle una trampa.

 

AUDIO – Cristian Soria

Soria aún no tiene pedido de captura, ni por tenencia de estupefacientes ni por la denuncia de violencia de género hecha por Marianela Ayelén Camelia. “No estoy prófugo de nada. Era participante del sector político de Florencia Saintout. Tenía una unidad básica con la cual con mis compañeros salíamos a militar. Florencia caminó en mi barrio conmigo y hoy en día todos se lavan las manos y me desconocen”, se quejó el joven. “Trabajabamos para el Tano Manarino, trabajabamos para Ariel Archanco, trabajamos para Sebastián Sosi, alias El Tatán”, añadió.

“Mandan audios diciendo que borre fotos en las que aparece conmigo, que ellos nunca participaron en actividades conmigo, cuando yo tengo fotos, videos, audios. Ellos vinieron a mi casa a buscarme para hacer el trabajo sucio, ir a poner carteles y ponerme a militar, y el día que fui a reclamar mi plata, lo que a mí y a mis compañeros nos habían prometido, me fallaron”, contó Soria. “Me dijeron que ellos a mí no me debían nada y que si los seguía molestado me iban a hacer una causa”, relató.

Durante el allanamiento la policía secuestró: marihuana (veinte ramas de cannabis sativa en pleno secado, cuatro frascos cogollo de 650 gramos, un ladrillo de marihuana de 1 kilo y dos plantas de marihuana en cultivo de 1,7 metros de altura), cinco armas de fuego (dos calibre 38, dos 32 y una 22) y 31 municiones varias.

“De corazón, acá en mi casa tenía un papel de libre de antecedentes porque de acá a dos días tenía que entrar a laburar al puerto de La Plata. Sin embargo, por esta gente, me encuentro acá haciendo un video porque temo por mi vida”, sostuvo Soria, quien dijo recibir amenazas de Sebastián Sozzi y Ezequiel Casal, presidente del Ateneo Nestor Kirchner de Villa Elvira, quienes le pedían que niegue haber militado con ellos.

El acusado se hace cargo de la planta de marihuana y el arma calibre 22, pero no de las demás pistolas y el resto de la droga. Además, aseguró que el procedimiento se realizó sin orden de allanamiento y que su amigo, Brian Barrios, se encuentra privado de su libertad solo porque tocó la puerta de su casa en el momento incorrecto y “lo metieron para adentro y lo subieron a la causa”. // Fuente: realpolitik