Hamza bin Laden fue abatido en una operación secreta en la zona de Afganistán y Pakistán, según reveló el mandatario.

El presidente estadounidense, Donald Trump, confirmó esta mañana la muerte de Hamza bin Laden –hijo de Osama bin Laden, considerado su heredero al frente de la organización Al Qaeda-. Desde finales de julio corrían los rumores de que el joven había fallecido pero la noticia no había sido confirmada oficialmente.
“Hamza bin Laden, el alto responsable de Al Qaeda e hijo de Osama bin Laden, fue abatido en una operación de contraterrorismo llevada a cabo por Estados Unidos en la región de Afganistán/Pakistán”, reveló el mandatario a través de un comunicado.
En su momento, la cadena norteamericana NBC y el diario The New York Times habían dado a conocer lo ocurrido con el hijo del terrorista pero Trump optó por no dar detalles. “No quiero hacer comentarios al respecto”, había declarado tras ser interrogado por periodistas en numerosas ocasiones.
Hazma era considerado el hijo preferido y sucesor designado de bin Laden, fundador de la red que estuvo en el origen de los atentados perpetrados el 11 de septiembre de 2001.
Tres funcionarios estadounidenses, cuya identidad no fue revelada, en julio habían declarado poder asegurar la muerte del joven, incluido en la lista negra de individuos acusados de “terrorismo“. Sin embargo, su teoría fue declinada debido a que no habían brindado suficiente información acerca del lugar y la fecha del deceso.
Quién era Hazma bin Laden
Hamza bin Laden ha sido a menudo calificado como el “príncipe heredero de la yihad” y, algunos documentos, revelan que su padre quería que le sucediera a la cabeza de la “guerra santa” mundial antioccidental. En marzo de este año, había sido despojado de su ciudadanía saudí.