Será exclusivamente para instituciones sociales y organizaciones que se dediquen exclusivamente a mitigar los efectos de la pandemia.

Luego de una reunión entre legisladores y el ministro de Salud, Ginés González García, se dispuso que cada diputado recibirá un subsidio de $100 mil que sólo podrá ser utilizado para donar a instituciones sociales en el marco de la crisis generada por el coronavirus en Argentina.

Los jefes de bloque del oficialismo y de la oposición se reunieron con García en el Salón de Honor. En este encuentro se dispuso el otorgamiento de manera “excepcional” de un subsidio por 100 mil pesos a cada diputado para que conforme a su criterio, y con la debida justificación, proponga la donación de esos fondos a centros de asistencia o de salud, comedores infantiles u otras entidades de la sociedad civil que estén exclusivamente involucradas en mitigar los efectos de la pandemia.

“Otórguese de manera excepcional y por única vez un subsidio por cada uno de los Señores Legisladores por la suma de Pesos Cien Mil ($100.000) que sólo deberá ser utilizado para evitar la propagación del Coronavirus (COVID19), brindar asistencia a las zonas más vulnerables del territorio nacional y/o asistir a grupos de riesgo o entidades de la sociedad civil que trabajen con personas afectadas por la pandemia”, establece el documento en el que se oficializó la decisión.

Se trata de una partida de subsidios que ya está contemplada en el presupuesto anual de la Cámara y suele distribuirse a lo largo del año según lo soliciten los legisladores, pero ante la emergencia sanitaria se decidió ponerlo a disposición sólo para entidades vinculadas a combatir el coronavirus.

La partida “está disponible todos los años” y “este año tiene sólo la diferencia en el monto que se actualizó por el índice de inflación”, explicaron fuentes de Diputados al diario Perfil. “Anteriormente se partía en más de una entrega en caso de ser requerido y se destinaba a la asistencia social o damnificados por temas puntuales”, detallaron.

En este sentido, las fuentes aclararon al mencionado medio que los diputados no pueden entregar el dinero “al que se le ocurre”, y no todos necesariamente van a retirar el monto, sino que “tienen que tener una justificación y rendición de cuentas”. Por otra parte, “100 mil es un tope, se puede hacer uso de menos”, indicaron.

Allí también se acordó reducir lo máximo posible la actividad en la Cámara de Diputados, con guardias mínimas presenciales y la modalidad de trabajo a distancia siempre que sea posible. Además, se estableció que todo legislador mayor a 60 años deberá permanecer en su hogar.

Del encuentro con el ministro participaron el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa; el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri; el jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner; y el jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo.

También estuvieron los jefes de bloque de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro; del interbloque Federal, Eduardo “Bali” Bucca; de Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón; la vicejefa del bloque FdT, Cecilia Moreau; el vicepresidente de la Cámara baja, Álvaro González (PRO); y los diputados Nicolás del Caño (PTS), Romina del Plá (Partido Obrero), Cristina Álvarez Rodríguez (FdT), Juan Manuel López (CC), Gabriela Burgos (UCR), Brenda Austin (UCR), Silvia Lospennato (PRO) y Carla Carrizo (UCR).

Fuente: BAE negocios