Fue durante la sesión extraordinaria de este miércoles en la Legislatura bonaerense.

Este martes, Axel Kicillof envió a diputados de la Provincia de Buenos Aires el proyecto de ley que permite actualizar la recaudación de este año. La misma había sido aprobada en esa cámara pero la sesión se cayó en senadores, cuando la oposición no dió Quórum y criticó fuertemente la propuesta.

Finalmente, y luego de un cuarto intermedio para revisar las modificaciones, el resultado en la Cámara de Diputados fue positivo. Ahora, el proyecto será girado a la Cámara de Senadores para su tratamiento.

Las modificaciones propuestas son:

1. Reducción del segmento que tendrá incremento por encima de la inflación a menos del 25% de las partidas, sosteniéndose la progresividad del impuesto.

2. Jubilados de haberes mínimos quedan exceptuados del pago del impuesto inmobiliario urbano.

3. Se reduce la alícuota de ingresos brutos a los servicios jurídicos, notariales, de contabilidad, auditoría y asesoría fiscal, de diseño especializado, actividades profesionales científicas y técnicas.

4. Se reducen las alícuotas a venta en comercios minoristas de almacén, alimentos, kioscos.

5. Extensión de beneficios para pymes del sector agropecuario.

6. Exención del pago del impuesto automotor para transportes municipales.

7. Descentralización en los municipios del cobro de patentes modelos 2009.

8. Exención del pago de tasas e impuesto inmobiliario a asociaciones civiles (clubes de barrio, centros de jubilados, bomberos voluntarios).

9. Techo al incremento del impuesto automotor (patentes) que no podrá ser mayor a la inflación de 2019 (50%), ya que por la devaluación de 2019 el valor de los vehículos creció desmesuradamente.

“Esperamos que la oposición actúe con la responsabilidad que las y los bonaerenses necesitan: sin desfinanciar a la Provincia y sin beneficiar, exclusivamente, a los sectores más privilegiados”, expresó el gobernador.

Kicillof explicó la importación de la Ley a través de su cuenta oficial de Twitter

El funcionario dijo que “el proyecto presentado está muy lejos de ser impuestazo”. Por el contrario, “la propuesta consiste en actualizar la recaudación para que no se reduzca en términos reales. Si los incrementos suenan elevados es porque la inflación 2019 estará cerca del 55%, la más alta en 19 años”.

La diferencia significativa que presenta es el enfoque “segmentado” o “progresivo” que se aplicó al impuesto inmobiliario urbano y rural. La recaudación total será igual al año pasado actualizada por inflación, pero esta vez la actualización se distribuirá de manera más justa: las propiedades más pequeñas y menos valiosas se actualizarán con tasas menores a la inflación, las más grandes y más caras estarán levemente por encima de la inflación.

En el caso del inmobiliario rural, solamente 211 propietarios de campos de más de 2000 hectáreas tendrán un incremento del 75%, que en términos reales implica pagar un 12% más que el año anterior.

“Tampoco es un impuestazo desde el punto de vista de los montos del impuesto inmobiliario urbano” ya que “de las 4,5 millones de partidas, ordenadas por su valor fiscal, el 35% tendrá un aumento menor a $500 que se paga en 5 cuotas a lo largo del año, es decir, $42 por mes”, argumentó.

Entre el 35% y el 50% tendrá un incremento de hasta $1000, ($83 por mes). Entre el 50% y el 75% de las partidas, tendrá un incremento menor a $2000 ($167 por mes). Entre el 75% y el 90%, pagará un aumento no mayor a $5000 ($417 por mes).

Y aclaró que “los montos del aumento del impuesto estarán muy por debajo de lo ahorrado con la suspensión del aumento de la tarifa de luz, autorizado por Vidal”.

El proyecto fue enviado el 24 de diciembre. Durante el jueves 26 se realizaron múltiples reuniones con la oposición y presentaciones de los ministros. A última hora, los miembros de la oposición acercaron un listado de modificaciones solicitadas.

A la 1.30 am se acordó continuarla a las 10.30 del viernes 27 para alcanzar un acuerdo. Ante ello, Kicillof dijo que desde la oposición “nunca se presentaron, como tampoco lo hicieron a la sesión del senado en el que la oposición maneja el quórum. Siempre tuvimos vocación de alcanzar un acuerdo”.

Como la ley es necesaria para poder gestionar, convocaron nuevamente a sesión para este miércoles 8 de enero. En el día de ayer se mantuvo otra reunión, que desde el oficialismo la tomaron como “demorada”. En esa reunión, se acercó la propuesta con alternativas.

“Advertimos que el proyecto debía ser presentado hoy a las 14hs, para que pueda ser tratado efectivamente el día miércoles. Pese a la buena recepción que tuvo la propuesta, los legisladores de la oposición se retiraron prometiendo dar una respuesta que aún no recibimos”, sostuvo el gobernador.

Finalmente, enviaron esta versión para ser tratada en la cámara de diputados, luego en la cámara de senadores y que finalmente, sin más dilaciones, sea aprobada.