Compartilo:

Ladrones ingresaron el fin de semana a un colegio de 52 y 207. Se llevaron notebooks, celulares y alimentos. Además, revolvieron todo y causaron destrozos. Por el hecho, suspendieron la jornada.

Lo que debió haber sido un feliz regreso del fin de semana largo a las aulas se convirtió en un trago muy amargo para la comunidad educativa de la escuela secundaria N.º 91, que funciona en 52 entre 207 y 208, en Lisandro Olmos.

Esta mañana, al ingresar al establecimiento el personal se encontró con todo el equipamiento revuelto, destrozos y más tarde se conoció que hubo un importante faltante de elementos escolares.

“La verdad que estamos muy tristes por lo que pasó”, expresaron desde el colegio tras tomar conocimiento del ingreso de los malvivientes, que estiman se produjo el fin de semana en ausencia de los trabajadores del colegio.

Según las primeras informaciones suministradas a este medio, se registró destrozo del mobiliario debido a que los atacantes rompieron los candados de prácticamente todos los muebles. Al mismo tiempo desde hoy temprano se esperaba por la presencia de la Policía Científica para determinar cómo hicieron los sujetos para acceder al inmueble educativo.

Se supo que en principio de cargaron varias notebooks, celulares y mercadería que había en el comedor. En sus primeras evaluaciones y reflexiones en la escuela señalan que este hecho delictivo “es un gran golpe a los chicos que estudian allí, a los docentes y a la educación”.

En medio de la tristeza y el malestar por lo ocurrido, las autoridades escolares suspendieron las actividades escolares y aguardaban por los peritajes de rigor.

Fuente: eldia.com