Compartilo:

Tras un megaoperativo desarrollado en el interior de Villa Itatí, en Bernal Oeste, la Policía logró desarticular una banda narco cuyo líder, conocido como “El Indio”, había sido apresado meses atrás. Cinco personas quedaron detenidas y se secuestró casi un kilo de droga, entre cocaína, marihuana y pasta base.

Las investigaciones habían comenzado meses atrás, cuando el gabinete de la Comisaría Segunda de Bernal –a cargo actualmente del comisario Rubén Romero- y la Fiscalía N° 20 de Quilmes tomaron conocimiento de la existencia de la organización delictiva que comercializaba estupefacientes en el interior del asentamiento. Mediante tareas de inteligencia encubiertas y testimonios consiguieron establecer la identidad del “Indio” y recolectar elementos probatorios en su contra, así como también de sus cómplices.

La red de narcotráfico que dirigía mantenía bajo su mando los pasillos, controlados por “soldados” o “satélites” armados, a quienes pagaba con dinero y con drogas. Fuentes policiales indicaron que esta banda crecía exponencialmente, ganando adeptos y reclutando cada vez más vendedores. Incluso los familiares del principal imputado participarían de la actividad ilícita.

En su momento la Comisaría Segunda logró dar un importante golpe a la banda, allanando los domicilios de los sindicados y capturando a casi todos los implicados. Sin embargo, el jefe de la gavilla logró eludir a la Justicia en dos ocasiones, hasta que finalmente cayó en otra localidad, donde se había visto obligado a guarecerse al encontrarse acorralado.

No obstante, una célula de la red narco del “Indio” había quedado en libertad y, tiempo después, comenzó a operar nuevamente bajo la misma estructura, contando con lugares de almacenamiento de las substancias, que eran fraccionadas y comercializadas. La nueva investigación encabezada por el jefe del gabinete técnico operativo de la Seccional, oficial principal Carlos Gallo, consiguió reunir material fílmico y fotográfico que permitió incriminar a los integrantes de esta ramificación.

Con las órdenes de allanamiento, se coordinó el mega allanamiento coordinado por el jefe del Comando de Patrullas Quilmes Este, comisario inspector Francisco Centurión, que incluyó la participación de 150 efectivos de distintas fuerzas. Así los uniformados irrumpieron en siete domicilios en inmediaciones de las calles Pilcomayo y Ayacucho.

De este modo detuvieron a tres hombres y dos mujeres, todos mayores de edad, que quedaron imputados por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y tenencia ilegal de arma de fuego. En la requisa a las viviendas incautaron medio pan de marihuana con un peso de 612,5 gramos, dosis de cocaína fraccionada por 57,3 gramos y 36,4 gramos de paco, así como también un revólver calibre 32 y elementos de interés para la causa.