Se trata de la Escuela Nº 27, que está en 4 y 611.

La institución educativa de Barrio Aeropuerto se convirtió en las últimas horas en blanco de los delincuentes, que se despacharon con una serie de destrozos y el robo de elemento de valor, dando lugar a un clima de angustia y preocupación en la comunidad educativa.

Según se informó, se cree que actuaron varios sujetos que, con el objetivo de adentrarse al establecimiento, destrozaron puertas y ventanas. Pero no conformes con ese desastre, también destrozaron elementos del mobiliario y revolvieron distintas áreas del colegio. Además, se alzaron con al menos un microondas, una impresora y varios calzadados.

“Se estaba evaluando por dónde entraron, ya que había muchas aberturas rotas, y todo lo que robaron”, indicaron desde el colegio al diario El Día.

Asimismo trascendió que los directivos llevaron a cabo una denuncia policial y que en el transcurso del martes esperaban por la presencia de la Policía Científica para la realización de los peritajes de rigor.

En este marco, desde la comunidad educativa expresaron estar “preocupados por  bandas de la zona que suelen quemar autos particulares y patrulleros, roban comercios y son temerarios en la vía pública”.

El hecho ocurrió previo a una jornada en la que la institución no daba clases debido a un paro de empleados auxiliares. “Esperamos que la escuela pueda reponerse de este ataque”, manifestaron desde la comunidad educativa.

“El jueves pasado, debido a los robos constantes, un vecino tuvo que cerrar su comercio”, agregó un  denunciante para graficar la situación que atraviesa el barrio y remarcar que “lo que pasó en la escuela no es un hecho aislado”.