La ex mandataria no estuvo en la audiencia porque tuvo una reunión en el Senado. Hubo otras presentaciones para que se frene la causa.

El abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, solicitó la suspensión del juicio que se le sigue a la ex mandataria por el direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz. El defensor planteó este lunes ante el TOF 2 que el caso de la ex presidenta “es inédito porque se la persigue de manera reiterada hasta límites absurdos”. El suyo fue uno de los nueve planteos realizados por los trece acusados en esta etapa de cuestiones preliminares.

Beraldi expresó, además, que hay una “violación de defensa en juicio”, ya que hay otro tramo de la causa que se elevó a juicio en las últimas semanas y por eso no se discute en estas audiencias “pese a que los fiscales dijeron que sus aportes fueron imprescindibles” a la asociación ilícita que, según la Justicia, comandó Cristina Kirchner.

Asimismo, el defensor de Cristina insistió con su reclamo -rechazado varias veces por la Cámara Federal y la Casación- respecto a que el TOF 2 no es competente en este caso, “ya que 49 obras -de las que están bajo la lupa- fueron juzgadas en Santa Cruz”. La senadora pidió que la causa sea remitida al sur y el planteo se encuentra a resolver en la Corte Suprema de Justicia.

En el juicio ya se leyeron las acusaciones en contra de los 13 imputados. A Cristina Kirchner se la procesó por haber “formado parte de una asociación ilícita, en calidad de jefe, junto con otros funcionarios de distintas reparticiones del Estado, entre los que se encontrarían Néstor Kirchner, Julio De Vido, José López Carlos Santiago Kirchner, Nelson Periotti y al menos el empresario Báez”.

Según la justicia, esa asociación “habría funcionado al menos entre el 8 de mayo de 2003 y el 9 de diciembre de 2015, con el objeto de cometer delitos indeterminados para sustraer y apoderarse ilegítimamente de fondos públicos asignados, en principio, a la obra pública vial en la provincia de Santa Cruz, a través de, entre otras maniobras, la defraudación en perjuicio del Estado y el lavado de dinero”.

En plena campaña electoral, el abogado de Cristina dijo: “Nosotros estamos para hacer un juicio jurídico. Si quieren hacer un juicio político, para eso está la ciudadanía, que gracias a Dios en unos meses lo va a votar”.

Vinculado a la adjudicación de partida presupuestaria para la obra pública vial, la ex Presidenta requirió que sean citados como testigos los ex jefes de gabinete del kirchnerismo, que incluye a Alberto Fernández y a Sergio Massa, hoy integrantes de su espacio.

Bajo esa misma línea, Beraldi se refirió al actual candidato a vicepresidente por el oficialismo, Miguel Ángel Pichetto, como jefe de la bancada del PJ, al recordar que en 2009 el senador dijo que nunca su adjudicó partidos de fondos para obra pública de forma irregular.

El resto de los planteos presentados este lunes por nueve de los trece acusados transita el mismo sendero que intentó Beraldi: insisten en que la acusación de la fiscalía debe ser declarada nula.