Ya son 15 los casos confirmados en La Plata. Desde el municipio convocaron a una reunión de trabajo para evaluar la situación sanitaria de la ciudad en medio del brote de la enfermedad vectorial.

Ascendió a cuatro la cifra de personas que en las últimas semanas contrajeron la enfermedad transmitida por el mosquito aedes aegypti en la región, y confirmaron que otros once pacientes se infectaron en algún viaje a otras zonas afectadas.

En ese sentido, el intendente de La Plata, Julio Garro, mantuvo hoy un encuentro con el equipo de trabajo de las secretarías de Salud, Coordinación y Gobierno de la Comuna con el objetivo de profundizar las acciones de prevención y control del dengue que se están desarrollando en la ciudad.

Bajo la premisa de prevenir la aparición y proliferación del mosquito Aedes Aegypti, Garro convocó al secretario de Salud local, Enrique Rifourcat; su par en Coordinación, Oscar Negrelli; el responsable de la Secretaría de Gobierno, Marcelo Leguizamón; todos los delegados comunales; los jefes de los 46 centros de atención primaria de la salud (CAPS); médicos, paramédicos, enfermeros y promotores de salud para evaluar la situación sanitaria de la ciudad en medio del brote de la enfermedad vectorial.

“En 2016 tuvimos 87 casos, desde enero hasta hoy tenemos 15 y en los próximos 15 días, seguramente, vamos a tener el pico máximo de Dengue en la ciudad”, adelantó el Jefe Comunal platense, y remarcó: “Nuestra responsabilidad es transmitirles tranquilidad a los vecinos y vecinas, informarlos, concientizarlos y decirles que la Nación, la Provincia y el Municipio, juntos, nos estamos ocupando del tema”.

Cabe recordar que durante la mañana de hoy el mandatario local también reunió a su gabinete con el objetivo de reforzar las medidas estratégicas de prevención y control del dengue, en el marco de un encuentro del que participaron los secretarios comunales en el Palacio Municipal.

Tras ello, y durante el cónclave vespertino, se delinearon las acciones de cada área específica; en tanto que Garro anunció la implementación de medidas para combatir al mosquito transmisor de la enfermedad.

En ese marco, detalló: “Vamos a incorporar nuevos vehículos para fumigar, más personal para brindar información y colaborar con las visitas casa por casa para concientizar, realizar controles de foco y evitar la propagación de esta enfermedad en la ciudad”.

En ese marco, aseguró que “se reforzarán las tareas junto a los delegados municipales para llevar adelante fumigaciones y descacharreo en los distintos barrios de la ciudad”.

Conjuntamente, los promotores de salud intensificarán las charlas de concientización puerta a puerta a los vecinos, sobre la importancia de llevar adelante tareas de saneamiento y descacharreo en hogares.

Al respecto, el secretario de Salud del Municipio, Enrique Rifourcat, destacó “el compromiso de este equipo de gobierno”, y pronunció: “La tranquilidad va de la mano de la cercanía y de la presencia; es estar, tocarles timbre a los vecinos, informarlos, explicarles lo que pasa, revisarlos cuando tienen síntomas y concientizarlos sobre la importancia de prevenir contagios si fueron infectados por el virus; y vamos a seguir trabajando en eso”.

¿Qué es el Dengue?

El Dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura de las hembras del mosquito Aedes Aegypti, también responsable de transmitir los virus Zika y Chikungunya; en los tres casos, cuando un mosquito se alimenta de la sangre de una persona enferma, adquiere el virus y se lo transmite a otras personas al picarlas. El contagio sólo se produce por la picadura del mosquito y no existe el contagio de persona a persona.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del Dengue son la fiebre de 38º o más, acompañada por uno o más de los siguientes síntomas: Náuseas y/o vómitos, dolor detrás de los ojos, dolor muscular y en articulaciones, cansancio y aparición de manchas en la piel. Ante la aparición de estos síntomas, se deberá concurrir al médico para recibir el correspondiente tratamiento y no automedicarse.

¿Cómo prevenirlo?

El mosquito Aedes Aegypti sólo necesita agua quieta y un poco de sombra para dejar sus huevos y reproducirse; para evitarlo, se recomienda a la población eliminar, tapar o poner bajo techo los recipientes que puedan acumular agua dentro y fuera de casa, como tanques, tachos, depósitos; destapar canaletas y desagües; mantener desmalezados los patios y jardines; limpiar con cepillo o esponja los recipientes para desprender los huevos del mosquito; renovar cada tres días el agua de los floreros, bebederos de mascotas y portamacetas y mantener limpia y con cloro el agua de las piletas, aún fuera de temporada.
Además, es importante emplear repelentes ambientales, como tabletas y espirales, y personales, siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase; utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre; colocar mosquiteros en puertas y ventanas; y proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.