Se trata de un hombre de 83 años, que era diabético. Estaba internado desde el 7 de abril en terapia intensiva.

Ramón Basterio, un jubilado que estuvo a bordo del buque en el que viajó a principios de marzo con un joven –Luca Singerman– con coronavirus, murió a los 83 años de Covid-19 tras permanecer en terapia intensiva.

Con la intención de regresar a su país Uruguay (Punta del Este), la víctima había abandonado el hotel Panamericano -allí cumplía la cuarentena- para tomarse un taxi hasta Gualeguaychú, fue detenido el 2 de abril por Gendarmería. Sin embargo, tras permanecer tres días aislado, Basterio pudo cruzar al país vecino.

Ya en Uruguay, comenzó a presentar síntomas de Covid-19 y tuvo que ser internado en un hospital de Maldonado por un cuadro grave a raíz de su diabetes.

Los médicos del sanatorio confirmaron el 7 de abril que el jubilado tenía coronavirus, por lo que 20 gendarmes que lo habían detenido días atrás en Gualeguaychú tuvieron que entrar en aislamiento.

Cabe recordar que la Gendarmería tuvo que montar hace poco más de un mes un operativo para contener esa situación y evitar la propagación de la enfermedad por la imprudencia de Singerman, quien viajó en un Buquebus y obligó a poner en cuarentena a los casi 400 pasajeros del barco.