Así lo manifestó  Jorge Aliaga, miembro del comité científico que asesora a Kicillof tras el cambio en la estrategia del conteo de los fallecidos

Luego de que el gobierno de la provincia de Buenos Aires anunciara un cambio en la estrategia del conteo de los fallecidos por coronavirus, Jorge Aliaga, físico, miembro del comité científico que asesora a Kicillof, brindó detalles al respecto en AIRE BONAERENSE y dijo que “muchas veces se informan casos viejos”.

En ese sentido, el también Secretario de Planeamiento de la Universidad de Hurlingham contó que “Argentina es un país federal, por lo cual hay cosas que dependen de las provincias”.

Luego explicó que “los médicos son los responsables de firmar los certificados de nacimiento y defunción de una persona” y que “hay una ley que establece que algunas enfermedades infectocontagiosas son de reporte obligatorio, desde marzo está incluido el COVID”.

Por lo tanto, “los médicos, cuando tratan un caso de COVID tienen que cargarlo y poner las causas, lo que ocurre es que evidentemente los médicos están sobrepasados”.

“Lo que hizo la provincia de Buenos Aires”, cuenta Aliaga, “fue cruzar una base de datos de ocupación de camas y digitalizó las actas de defunción que estaban hechas en papel. Con esos datos, cruzó con el sistema nacional, ahí saltó que había casos que ya estaban reportados como fallecidos en las actas de defunción y que no habían sido todavía cargados en el sistema nacional”.

Sin embargo, el especialista señala que “todavía el problema no está resuelto porque eso no lo puede resolver otra persona que no sea el médico”.