Es para paliar la situación de trabajadores, empresas y el sistema de salud que se encuentra colapsado por la gran cantidad de casos detectados en ese país

Frente a la catástrofe que está viviendo Estados Unidos debido a la fuerte propagación del Covid-19 en el país, el Gobierno acordó con el Congreso delinear un plan de rescate sin precedentes. Se trata de destinar dos billones de dólares para paliar la situación de trabajadores, empresas y el sistema de salud que se encuentra colapsado por la gran cantidad de casos detectados de coronavirus.

De esta manera, se asistirá a la mayoría de los ciudadanos estadounidenses a través de pagos directos para que puedan hacer frente a la pandemia que arrasa en el mundo. Además, se ampliarán las prestaciones por desempleo y habilitarán 367 mil millones de dólares para los pequeños negocios con el fin de que logren pagar los salarios de sus empleados.

El plan constituye el más importante en la historia de Estados Unidos, delineado con la pretensión de que la economía no caiga en recesión en un contexto marcado por la gran cantidad de infectados (más de 54 mil) y muertos (775).