Así lo manifestó Alberto Catullo, presidente de la Asociación Comerciantes Amigos de Calle 12, quien, tras los primeros días de reapertura, expresó que “en la parte económica, el balance es negativo”

Pasaron los primeros días de la reapertura de comercios de distintos rubros en la ciudad de La Plata y desde el sector tienen un balance que, hasta el momento, no es positivo.

Alberto Catullo, presidente de la Asociación Comerciantes Amigos de Calle 12, expresó en AIRE BONAERENSE que, tras las últimas medidas adoptadas, desde “el estado de ánimo del comerciante, desde ya fue visto con buenos ojos y nos puso mucho más contentos, por poder reabrir y empezar a trabajar otra vez”.

Sin embargo, luego agrega que en la parte económica “el balance es negativo” y detalló que “es algo que sabíamos que iba a pasar, hay una retracción económica terrible, no hay ventas, la circulación de la gente en la calle está bastante restringida también”.

Uno de los atenuantes es la falta de vida social. “Al no haber cumpleaños, no haber fiestas, eventos”, expresa Catullo, “no hay motivos para comprar un regalo, un traje, una corbata ni una remera, entonces la situación está bastante compleja“.

A su vez, el comerciante expresó que “la recuperación no es solamente con la apertura de comercios y la decisión que el comerciante tenga al momento de vender un producto”.

En ese sentido, Catullo sostuvo que “la recuperación es integral, tiene que salir de un plan económico que tiene que manejar el gobierno”. Y agregó que “tampoco es suficiente solamente pensar en planes como el Ahora 12 o Ahora 18, es mucho más amplio”.

Al brindar mayores detalles, explicó que los comerciantes “no tienen posibilidad de reposición, hay un montón de empresas que cerraron”. Y sostuvo que “es una cadena de problemas que hay que empezar a rever”.

“Si no abarcamos todos los sectores va a ser muy difícil para el comercio pararse”, expresó.