Así lo dijo Julio César Alonso, presidente de la Federación de Entidades de Combustibles, y sostuvo que otra solución sería “que bajen los impuestos”