Lo anunció en conferencia de prensa el general Javier Iturriaga, y regirá desde las 22 hasta las 7 horas.

El jefe del Ejército Javier Iturriaga anunció el sábado la implementación del toque de queda total en todo Santiago, que regirá desde las 22 horas hasta las 7 de la mañana, ante la persistencia de las protestas masivas motivadas por un alza de las tarifas del Metro.

“Teniendo muy en cuenta la obligación legal que tenemos de proteger a las personas y sus bienes he tomado la decisión de decretar la suspensión de libertades personales de movimiento a través de un toque de queda total en las provincias de Santiago, Chacabuco y las comunas de Puente Alto y San Bernardo”, sostuvo Iturriaga pasadas las 19:30, hora local.

Y agregó: “La restricción de libertades establece que las personas deben estar en sus hogares y lo que lo necesiten deben pedir salvoconducto. Este documento los faculta para desplazarse y es el que será solicitado por la fuera pública. El control lo hace Carabineros y la PDI”.

La vigencia de la medida será “evaluada de forma periódica y oportunamente notificada a la opinión pública”, según información oficial.

La ola de protestas desatada por una suba en los boletos del servicio del Metro de Santiago se ha ampliado y radicalizado en los últimos días obligando al presidente Sebastián Piñera a dar marcha atrás con el aumento para calmar los ánimos.

En la conferencia de prensa ofrecida por la tarde, el mandatario había dejado en manos del general Javier Iturriaga, jefe de la Defensa nacional, a cargo del estado la aplicación de un toque de queda. El general Iturriaga “tiene la facultad de decretar un toque de queda si fuera necesario”, dijo Piñera.

El toque de queda limitará la circulación por las calles y la permanencia en espacios públicos en un rango determinado de horas, usualmente durante la noche. Además, la seguridad pasará a manos del Ejército, con la potestad de detener a quien circule en los horarios vedados.

Una sola vez se había aplicado el toque de queda desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Fue en el 2010, en el contexto de los saqueos desatados tras el terremoto en la ciudad de Concepción.