Compartilo:

Ordenaron estudios médicos para evaluar su traslado a nuestra ciudad para declarar por abusos sexuales a niños y jóvenes hipoacúsicos durante dos décadas.

La justicia mendocina ordenó que se realicen una serie de estudios médicos al sacerdote Nicola Corradi, condenado días atrás por abuso sexual a niños y jóvenes sodromudos para saber si puede declarar en La Plata por delitos similares cometidos en el Instituto Próvolo de la capital bonaerense, informó una fuente judicial.

“Tras recibir el pedido de traslado de Corradi a La Plata para que sea indagado por la fiscal penal platense, Cecilia Corfield, la justicia de Mendoza ordenó una serie de estudios y pericias médicas que determine si el sacerdote, de 83 años, está en condiciones de afrontar el viaje y la indagatoria”, detalló la fuente consultada.

El 25 de noviembre último, luego de tres años de investigación y casi otros tres de juicio oral, miembros del Fuero Penal Colegiado de Mendoza condenaron a los sacerdotes Horacio Corbacho (59 años) y Nicola Corradi (83) a la pena de 45 y 42 años de prisión respectivamente, y al jardinero Armando Gómez (49) a 18 años de cárcel por abusos sexuales y corrupción de menores en el Instituto Próvolo de Mendoza.