El rockero, que está cumpliendo 70 años, publicó su emblemático trabajo en 1984. Tiene hits como “Dancing in the Dark”, “Glory Days”, “My Hometown” y el que le da nombre al disco.

Con Born in the U.S.A, Bruce Springsteen se impuso en el mundo. El jefe -que está cumpliendo 70 años- grabó un puñado de buenas melodías, impregnadas con su espíritu rockero. El álbum salió después de Nebraska (1982), un material más cercano al folk, con letras más oscuras. Para este trabajo, el músico oriundo de Nueva Jersey se metió en los estudios The Hit Factory de Nueva York para componer temas como “Dancing in the Dark”, “Glory Days”, “My Hometown”, y el que le dio nombre al disco.

Springsteen describió en estos nuevos temas su impresión sobre la realidad política que vivía los Estados Unidos. En Born in the U.S.A, el músico criticó la participación de su país en la Guerra de Vietnam. Aunque muchos, tomaron la canción como un himno patriótico, hasta Ronald Reagan la uso para su campaña presidencial.

En lo musical, Bruce incorporó el sonido de los sintetizadores, la crudeza de su guitarra y la potencia de una banda de rock. “Dancing in the Dark” se transformó en un éxito mundial, gracias a una melodía irresistible, que se adueño de las radios a mediados de los ’80. También brilló en los primeros puestos de las listas. “Dancing in the Dark”, es uno de los temas más esperados en cada show de Bruce Springteen, donde hace subir a una chica a bailar junto a él, en referencia al video original que la tiene como protagonista a una joven Courteney Cox , que luego brillaría en la serie Friends.

“Estuvimos dos años preparando el disco. Grabamos 11 canciones y todas en vivo. Si Bruce quería cantar una nueva toma, nosotros la volvíamos a tocar. Fue una gran experimentación”, contó a La Viola Steve Van Zandt, integrante de la banda del rockero, y productor de algunos de los temas del disco.

“Después dejé el grupo y agregaron tres temas más, uno de ellos fue ‘Dancing in the Dark’. Disfruto mucho al tocarla en vivo. Es un disco con muchos éxitos”, agregó el músico y actor que por estos días sigue poniéndole música a las aventuras de “El Jefe”.

Fue el álbum más vendido de 1985 en los Estados Unidos, y el trabajo más exitoso dentro de la carrera de Springsteen, con 15 millones de copias vendidas en su país y cerca de 30 millones a nivel mundial. Tuvo siete cortes de difusión que llegaron al top 10, igualando al álbum Thriller de Michael Jackson. La gira de presentación mundial de Born in the U.S.A duró dos años.

En la tapa del disco, el artista apareció de espaldas, con una gorra en su bolsillo, y con la bandera de los Estados Unidos delante. La imagen trajo algún tipo de controversia, ya que muchos pensaron que Bruce la estaba orinando.