El trágico hecho sucedió en 11 y 161. Al momento del siniestro, la víctima de 15 años estaba con su hermana de 11 quien logró salvarse.

El siniestro se desató cerca de las 2:30 en una casa ubicada en 11 y 161. Allí un vecino escuchó gritos y al asomarse vio el humo y las llamas y fue quien realizó el llamado de alerta a los bomberos.

Dos dotaciones arribaron en minutos al lugar. Primero encontraron a la nena, quien había podido salir por sus propios medios de la zona crítica y alertó a los efectivos que su hermano aún estaba en el interior. Cuando ingresaron (con equipos de respiración autónomos) hallaron el cuerpo del menor totalmente carbonizado sobre una cama.

De acuerdo a lo informado, los nenes vivían con la madre que al momento del incendio no se encontraba en la casa.

Los efectivos de Bomberos trabajaron durante más de una hora para lograr extinguir totalmente las llamas.

Si bien las causas que provocaron el incendio aún son materia de investigación, los primeros indicios indican que una estufa eléctrica podría ser el motivo. De acuerdo a lo informado, los bomberos hallaron una a metros de dónde se encontró el cuerpo de la víctima.