Fueron destinadas a todo el personal del nosocomio local, con el fin de protegerlos de los peligros que afrontan al estar expuestos durante la pandemia del coronavirus.

Batman solidario nos sorprende día a día con su enorme corazón. En esta oportunidad, el personaje platense decidió invertir el dinero que la gente donó durante todo este tiempo en cubrir las necesidades del Hospital de Niños Sor María Ludovica, ubicado en 14 entre 65 y 66, “y así hacer frente al virus que nos acecha”.

En un comunicado a través de sus redes sociales, Batman reveló que le costó mucho decidir el destino de ese dinero, ya que venían planeando -junto con las autoridades del nosocomio- realizar trabajos de pintura, en los que se invertirá alrededor de $40.000. Pero el superhéroe aclaró que “ese dinero ya está separado”, y adjuntó el presupuesto para mostrar su habitual transparencia.

Por ese motivo, con el resto de la plata y a consideración de los trabajadores del Hospital compró 60 antiparras de seguridad para proteger los ojos del personal. “Ahora las prioridades son otras, y espero de corazón que ustedes lo entiendan así. Para llevar adelante nuestro aporte, elegí sin dudarlo al Dr. Horacio Mosca, persona y profesional de intachable trayectoria en el Hospital, para que mediante su criterio me vaya solicitando qué cosas, en qué momento y qué cantidades verdaderamente se necesitan”, explicó.

Días atrás Batman comunicó (mediante un video) que “al villano del coronavirus no lo derrotamos con fuerza, sino con inteligencia”, y pidió a toda la población que “nos quedemos en casa”.

 

Por ese motivo y por medio de una nota firmada por el Ministerio de Salud, los directivos del Hospital lo convocaron a asistir al nosocomio con el fin de llevar a cabo la donación. 

Fue así que salió con su batimóvil hacia el Sor María Ludovica, entregó el material de trabajo y agradeció a los que en estos momentos se encuentran realizando una labor a toda la comunidad: “Desde la persona de informes, pasando por enfermeras, camilleros, doctores, administrativos y directivos, todos con una sonrisa y con total compromiso”.

Además agradeció a todos aquellos que se encuentran cumpliendo la cuarentena “ya que es nuestra obligación y respeto por los que deben salir a trabajar y que están arriesgando sus vidas y las de sus familias, al igual que los docentes y auxiliares que reparten los bolsones de alimentos en sus escuelas, a los Recolectores de Residuos (rociemos las bolsas con agua y lavandina para cuidarlos), a los transportistas de pasajeros y de productos de extrema necesidad, a los comerciantes que abren sus negocios y nos atienden, al personal de seguridad policías y gendarmes, a todos ellos GRACIAS”, sostuvo.