Compartilo:

Una discusión derivó en un forcejo y con un chico lastimado. Tres horas después emprendieron la vuelta a La Plata, tal como estaba pautado de antemano.

Alumnos del último año del Colegio Nacional y del Liceo protagonizaron un encontronazo durante las últimas horas del viaje de egresados en Bariloche. Uno de ellos terminó con un golpe en la cabeza y fue atendido por un médico en el hotel, sin necesidad de trasladarlo al hospital. Todos los cursos retornaron a nuestra ciudad tal como estaba previsto.

Los chicos del Nacional habían partido hacia aquella ciudad del sur el pasado 23 de julio, en tres micros distintos, mientras que sus pares del Liceo lo habían hecho un día después y en avión. Todos compartieron el mismo hotel -Complejo MOLE Aguas Monte Claro- “sin ningún inconveniente a lo largo de toda la semana”, tal como le explicaron a este portal fuentes presentes durante la estadía.

“Fue muy buena la conducta de los dos colegios. Nosotros ya habíamos vuelto a tomar la decisión el año pasado de trasladarlos juntos más allá de la pica histórica que hay acá en La Plata. Es el tercer año que los llevamos juntos a Bariloche y nunca pasó nada”, agregaron en ese sentido.

Cuando retornaron del último boliche apenas pasadas las 5 de la madrugada hubo una discusión entre chicos de ambos cursos que derivó en un forcejeo y un empujón: esto hizo que uno de los protagonistas de la pelea caiga para atrás y rebote contra la pared. “Se hace un tajito en la cabeza”, detalló la fuente consultada. Ahí fue cuando Gustavo, el médico del hotel, lo revisa y le hace unas curaciones. “No requirió ni puntos ni traslado al hospital”, aclararon.

La vuelta a La Plata se llevó a cabo con normalidad y tal como estaba pautada de antemano. Según chequeó este portal, los chicos del Nacional tenían siete padres acompañantes y el Liceo, tres. “No tuvieron que interceder ellos porque el problema fue solucionado por los coordinadores”, contaron.