El jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal Argentina (PFA) fue internado este lunes por la noche tras un ataque a balazos sobre la autopista Rosario-Buenos Aires a la altura de Fighiera. El funcionario sufrió dos heridas en sus extremidades y se encontraba estable.

La ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich manifestó que se trata de un episodio “de carácter mafioso” y confirmó que el comisario Mariano Ezequiel Valdez se encontraba fuera de peligro. La titular de la cartera detalló que los agresores estaban “encapuchados” y no descartaba un vínculo con el reciente recambio de la cúpula de la fuerza en la capital provincial.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron que el rodado presentaba diez disparos efectuados con un arma calibre 9 milímetros y solicitaron material filmado por las cámaras del peaje de General Lagos.

La secuencia se registró alrededor de las 20.30 a más de 20 kilómetros al sur de Rosario. La víctima iba hacia el norte a bordo de un auto policial no identificado que fue emboscado por una camioneta. En el Ford Focus también viajaba la oficial Mariela González, quien resultó ilesa.

El vehículo quedó detenido en una estación de servicio YPF mientras su conductor era trasladado a un hospital de Arroyo Seco. Allí los médicos constataron que había recibido balazos en su brazo y su pierna y más tarde fue derivado al Sanatorio Mapaci de Rosario.

“En Santa Fe hemos luchado contra todas las bandas criminales y esto puede ser parte de esta realidad. No queremos adelantar una hipótesis pero pensamos que tiene que ver con su tarea“, planteó Bullrich ante la consulta de LT8 sobre el posible motivo del ataque contra el jefe de la PFA. El incidente tuvo lugar en el kilómetro 256 de la autopista, por lo que el Ministerio de Seguridad de Santa Fe informó que la causa correspondiente está en manos de la fiscal Eugenia Lascialandare de Villa Constitución.