El organismo previsional decidió adelantar para el próximo viernes 03 de abril el pago de ese beneficio a los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y Asignación Universal por Embarazo (AUE), grupos que ya estaban contemplados en el decreto presidencial para percibir el beneficio y que no necesitaban hacer la preinscripción. Días posteriores se abonará al resto de los beneficiados.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) informó que comenzará a pagar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 el próximo viernes 3 de abril a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE).

Hasta el domingo, se habían anotado 5,3 millones de personas en el registro para acceder al beneficio, un número que supera ampliamente lo esperado por el Gobierno.

A partir del decreto 310, el Gobierno dispuso que quienes están en condiciones de cobrar el IFE de $10 mil son los desocupados, los trabajadores informales, monotributistas inscriptos en las categorías “A” y “B”; monotributistas sociales y trabajadores y trabajadoras de casas particulares. El Gobierno busca darle cobertura a los sectores más desprotegidos en tiempos de la cuarentena por el coronavirus.

Los beneficiarios de AUH y AUE también están en condiciones de recibir el bono extraordinario de $10 mil que en principio solo se cobrará en el mes de abril, aunque al extenderse el aislamiento preventivo y obligatorio es probable que el pago se realice también en mayo. Para recibir el bono extraordinario, quienes ya perciben estas asignaciones no deben inscribirse en el formulario de la Anses.

En el decreto se estableció que el IFE lo recibirá solamente un miembro del grupo familiar, siempre que no haya ningún integrante en relación de dependencia o que tenga un seguro de desempleo.