El presidente electo recibió hoy en su casa al dirigente radical con quien intercambió opiniones sobre la situación que atraviesa el país y la necesidad de trabajar en conjunto para salir de la crisis.

El presidente electo, Alberto Fernández, mantuvo este viernes una reunión con el dirigente radical Ricardo Alfonsín, quien elogió la idea de “reemplazar la grieta por la cooperación política” y se puso “a disposición” del nuevo Gobierno, aunque negó que le hayan ofrecido algún cargo.

“Escuché sus opiniones sobre el presente y hablamos sobre la necesidad de respetarnos en democracia y de hacer el esfuerzo conjunto para sacar el país adelante”, dijo Fernández.

Y agregó: “hablamos sobre la necesidad de hacer el esfuerzo conjunto para sacar al país adelante”.