Conectate con nosotros

General

Vecinos platenses presentaron una cautelar para interrumpir el asfaltado de las calles adoquinadas 

Un grupo de autoconvocados reclama ante la Justicia que se protejan las calles empedradas 

La decisión del intendente de La Plata, Julio Garro, de avanzar con la repavimentación de las calles platenses que todavía conservan los adoquines históricos, llegó a la Justicia a partir de la acción de un grupo de vecinos que interpusieron una medida cautelar para que se interrumpan las obras iniciadas por la Comuna en las últimas semanas.

La presentación fue hecha por un grupo denominado “Vecinos Autoconvocados en defensa de los adoquines patrimoniales de la Ciudad de La Plata”, quienes exigieron ante el Juzgado en lo Contencioso N° 4 que la Municipalidad cumpla con la ordenanza 9.008 del año 1998, que protege esas calles como parte integrante del patrimonio arquitectónico y cultural.

Uno de los reclamos centrales de los vecinos se basa en que la Comuna inició las obras incluso antes de ser aprobadas por el Concejo Deliberante, como se hizo en 2018, con una ordenanza que exceptuó de esa protección a una serie de calles.

En la presentación manifiestan que el “asfaltado de la diagonal 78 se realizó sin previa autorización, ya que ni siquiera figura en la excepción, por lo tanto exigimos que se quite la capa de asfalto y restituir las condiciones iniciales de la capa de adoquines en superficie”.

La autorización no fue tratada con anterioridad por los concejales en el recinto sino que recién este miércoles fue despachada por la  Comisión, por lo que será aprobada dentro de dos sesiones, un mes después de que comenzó la obra.

Esta es una ciudad declarada patrimonio histórico por una serie de Ordenanzas Nacionales y Municipales y una ciudad que se inundó en 2013 y que ya no puede seguir siendo impermeabilizada”, declaró una de las firmantes de la cautelar, la vecina Betina Galarza, parte del grupo que se presentó con el patrocinio de la Clínica Jurídica de Derechos Humanos de la UNLP, a 0221.com.ar .

Además fundamentan que “los adoquines absorben el agua de lluvia y son un controlador de la velocidad de los autos” y añaden que “Una ciudad que sepulta y entierra su historia pierde su identidad, contrariamente a lo que hacen todas las ciudades turísticas europeas donde se preservan adoquines históricos”.

En esa presentación se sumaron cinco calles a las 12 que se habían exceptuado en 2018: se trata de las diagonales 77 y 78, en toda la traza donde haya empedrado; 14 de 60 a 64; 9 de 60 a 64; y 39, en todos los sectores donde todavía queden adoquines.

Los vecinos reclaman que se cumplan las ordenanzas y se restauren los adoquines patrimoniales platenses, en los casos que lo requieran, y consideran que “es un atropello al patrimonio histórico asfaltar sobre los adoquines que están en perfecto estado, sin tener en cuenta la preservación del Patrimonio platense ni de lo que significa en el barrio ese paisaje”.

Asimismo, cuestionan que la diagonal 78 “se convirtió en una vía rápida” en una zona de escuelas, en referencia a la zona donde están el Normal 2 y el Colegio Eucarístico y sostienen que “Es un peligro por más que el 26 de octubre la calle haya aparecido con las sendas peatonales pintadas y con una señal en el asfalto de velocidad máxima. Ya hubo un caso de muerte por atropello debido a una picada en la intersección de diagonal 78 y diagonal 79, no queremos imaginar en lo que va a convertirse”.

Por último afirman que “se ha producido la impermeabilización de la zona de diagonal entre las calles 1 y 7” y que “alrededor de las calles 5 y la diagonal 78 es una zona donde se inundó en 2013, por abajo de las calles hay un arroyo entubado; la parte que han asfaltado los días 13 al 15 de octubre coloca a la calle en un nivel más alto que las veredas”.

Continue Reading
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Videos